[[{‘type’:’media’,’view_mode’:’media_original’,’fid’:’6458′,’attributes’:{‘alt’:”,’class’:’media-image’,’height’:’3168′,’style’:’width: 400px; height: 267px;’,’typeof’:’foaf:Image’,’width’:’4752′}}]]

¿Cuándo organizas tu presupuesto piensas en los que más lo necesitan?

La pobreza se puede combatir desde muchas formas, con nuestras acciones cotidianas y colaborando con los más empobrecidos. Desde Fundación PROCLADE, te proponemos las siguientes formas para poner tu granito de arena con los que están más lejos:

1. Apadrinando a niños y ancianos. De esta forma, contribuyes al desarrollo de las comunidades más allá de la asistencia inmediata. ¿Quieres más motivos para apadrinar? Los encontrarás en este video.

2. Apoyando proyectos y programas de desarrollo que mejoran la vida de muchas maneras: 

  • Apoyo a jóvenes desplazados nicaragüenses en Costa Rica. Los inmigrantes nicaragüenses residentes en Costa Rica viven una situación de desventaja socioeconómica respecto a los costarricenses, por eso, PROCLADE pretende apoyar la formación y organización de jóvenes desplazados nicaragüenses a través de talleres y organización comunitaria.

3. Apostando por comercio justo. Otra manera de colaborar y destinar una parte de nuestro presupuesto es mediante la compra de estos productos. Ya sea en alimentación y bebida… ¡muy rico! O comprando productos artesanos o cosméticos.

Y tú… ¿te unes?