C:\Users\Gestion-PC\Desktop\Foto artículo.jpg

Fuente de la foto: Unsplash

“La confianza es consecuencia de la transparencia” (Rovira, s.f.).

La transparencia en las ONG es fundamental. Mediante ella, se pone freno a la desconfianza que pueda surgir en torno a este tipo de organizaciones, por lo que es imprescindible compartir su información a todas las personas colaboradoras, abrirse al mundo y a la sociedad. 

El dinero que se gestiona principalmente en las ONG es dinero que proviene de subvenciones públicas y aportaciones privadas. De esta forma, la transparencia implica asegurar el cumplimiento de los fines de la misma mediante una exposición precisa del trabajo que se hace, de cómo se hace y de los recursos que se llevan a cabo. 

Es por ello, como parte de esta transparencia, que Fundación PROCLADE se somete a una auditoría externa de sus cuentas de manera anual, además de otras auditorías externas que se llevan a cabo en algunos de sus proyectos. También, Fundación PROCLADE se acoge a la normativa de la CONGDE mediante el sello de Transparencia y Buen Gobierno, el cual supone un ejercicio de rendimiento de cuentas que ofrece una fotografía de las entidades y ayuda a poner el foco en los puntos a mejorar dentro de ellas. Asimismo, como signo de transparencia, Fundación PROCLADE publica en su web de forma anual el informe de la auditoría general de la entidad junto con la memoria de cuentas, el cual puede ser descargado por cualquier ciudadano en cualquier momento.

Por todo lo comentado anteriormente, se debe destacar la relevancia e importancia que adquiere la contabilidad en una entidad, ya que a través de los Estados Financieros se observa la imagen que posee la misma en el presente y la imagen que proyecta en su futuro. Como se ha expuesto, anualmente los Estados Financieros de Fundación PROCLADE se someten a examen por personas ajenas a la entidad, las cuales emiten un informe con su opinión sobre si las cuentas anuales se han formulado en base a los principios de contabilidad.

En base a esto, Fundación PROCLADE posee un dato muy importante que es signo de garantía de que los fondos de la Fundación se utilizan de forma correcta. Éste es su inscripción en el Protectorado de Fundaciones (que conlleva la marca de institución legalmente establecida), el cual también somete anualmente las cuentas de la entidad a examen.

Por todo ello, la transparencia es un requisito cada vez más importante y necesario en el sector fundacional. Como Maxwell (s.f.) expuso, “La transparencia genera legitimidad”.


Soledad Rodríguez Borox

Contabilidad y Administración