La misión de Isingu está comunicada por una pista de tierra con la ciudad más próxima a 25 kilómetros. Las clases y el dispensario existente hasta el momento de la construcción fueron construidas por las propias familia con palos, tierra arcillosa y paja. Con las fuertes lluvias estaban completamente estropeadas.

La construcción de un dispensario y de una escuela materna mejora la atención higiénico sanitaria y las condiciones educativos de los niños de la misión.

  • Con esta construcción se atiende a 180 niños de entre 3 y 6 años.
  • Con estas construcciones también se pretende controlar la malaria, los gusanos intestinales.
  • Se ha promocionado la participación de la mujer en los programas de alfabetización