La escuela contaba con instalaciones adecuadas, pero era necesario completarlas para poder proporcionar una educación más práctica, dado que la mayoría de los menores que terminan 6º no continúan con la educación secundaria, pues han de ponerse a trabajar. Así mismo el número de solicitudes de acceso aumenta cada año por lo que era necesario la adquisición de mobiliario para poder ampliar el número de niños y niñas por aula y renovar el mobiliario que se ha ido deteriorando.

Por ello se ha llevado a cabo esta iniciativa que ha consistido en la compra e instalación de mobiliario básico como son bancos y mesas para las aulas y la compra de máquinas de coser para poder enseñar costura a las niñas más jóvenes con el fin de que puedan aprender un oficio.

Los equipos que se han adquirido para la escuela son: 85 escritorios completos, 20 máquinas de coser, 30 máquinas de coser con pedal, 1 máquina de bordado y 1 máquina de sobrehilado.