Canal Solidario ha hablado con tres especialistas en consumo crítico para que nos den las claves para actuar ante la fiebre consumista que parece invadirnos estos días. Tanto nosotros como ciudadanos como desde las organizaciones no gubernamentales. Lo han hecho en torno a este vídeo. Y aquí os transmitimos algo de lo que dijeron.

Toni Lodeiro es autor de Consumir menos, vivir mejor y experto en consumo crítico.

1. ¿Estás de acuerdo con la tesis del vídeo? ¿Crees que con una mano rehacemos lo que destruimos con la otra? David Llistar, del Observatorio de la deuda en la Globalización, define como “anticooperación” los perjuicios que “el Norte” del que formamos parte causa a los países empobrecidos, y defiende que los efectos de nuestra “anticooperación” superan con creces a nuestras aportaciones “solidarias”. Un ejemplo: es la hora de la merienda y somos 5 amigos: De un manzano que hemos cuidado entre todos cuelgan 5 manzanas, pero como están un poco altas yo (el más alto de los 5) las cojo antes que nadie. ¿Me como 3 y, una vez saciado, reparto “generosamente” las otras 2 o reparto una para cada compañero? La satisfacción derivada del sentimiento de haber actuado solidariamente y el estar rodeado de amigos satisfechos, ¿no me aportará más felicidad que el hecho de comer un poco más? Aunque no me seducen especialmente los términos que usa, comparto la teoría de Jose Antonio Marina que defiende que la “maldad” representa un fracaso de la inteligencia humana, y que la bondad es su mayor creación.

2. ¿Cómo te gustaría que las ONG enfocasen el tema del consumo en Navidad? Me gustan los mensajes que utilizan la seducción como gancho (“en navidad, libérate del consumismo”, “menos para vivir mejor”, etc.) y aborrezco los que buscan fomentar el cambio de hábitos azuzando el sentimiento de culpa (“es tu responsabilidad”, “de ti depende”). Creo que estos últimos enganchan bastante menos y, aún cuando son eficaces, lo son a costa de promover actitudes insanas (culpabilidad, moralismo…).

3. ¿Cómo te gustaría que la ciudadanía enfocase el tema del consumo en Navidad? Reducir el tiempo y el dinero que dedicamos a “cumplir” (comprando regalos y preparando comidas “para no ser menos”) puede ayudarnos a ganar tiempo para descansar y disfrutar de nuestra gente querida. Con un poco de imaginación podemos preparar regalos y menús de bajo coste pero alta satisfacción, en mi web podéis encontrar un artículo con bastantes ideas prácticas. Charlar sobre ello con familia y amigos puede hacer que nos resulte más cómodo “salirnos de la rueda”.

Esther Vivas es especialista en consumo crítico y autora de los libros: Supermercados, no gracias; Del campo al plato; ¿Adónde va el comercio justo?

1. ¿Estás de acuerdo con la tesis del vídeo? ¿Crees que con una mano rehacemos lo que destruimos con la otra? Sí, estoy de acuerdo con el vídeo. El sistema capitalista ha cooptado principios como solidaridad, cooperación, comercio justo, etc. Ha integrado estos principios en sus propias prácticas bajo una lógica de capitalismo “solidario”, capitalismo “con rostro humano”, capitalismo “verde”. Pero se trata tan solo de una estrategia de maquillaje, para limpiar la mala reputación de las empresas que llevan a cabo estas políticas y/o ocupar nuevos nichos de mercados. Lo vemos con Starbucks y Nestlé y sus marcas de comercio justo, con Repsol, Telefónica y Fecsa-Endesa y sus estrategias de Responsabilidad Social Corporativa. La lógica del mercado nos quiere hacer creer, por ejemplo, que comprando en un supermercado un paquete de café de comercio justo somos más solidarios, vamos a ayudar al campesino productor en el Sur, pero esto es falso. El propio supermercado, la gran distribución, es la primera interesada en que este modelo se perpetúe. Y debemos ser ciudadanos y consumidores críticos y poner en cuestión estas prácticas.

2. ¿Cómo te gustaría que las ONG enfocasen el tema del consumo en Navidad? Las ONG deberían de cuestionar el modelo de consumo actual: irracional, superfluo, innecesario, etc. Explicar cómo este modelo de consumo responde a una lógica capitalista, a un sistema que necesita producir mercancías masivamente y a alguien que las compre, nosotros. Se nos generan una serie de necesidades artificiales, se produce basándose en la obsolescencia planificada (los productos se estropean rápidamente), para que tengas que comprar otros nuevos en poco tiempo. Es necesario explicar a quién beneficia el modelo de consumo actual. No se trata de ser “ más solidarios”, “más responsables”, en Navidad, sino integrar una perspectiva de consumo crítico en nuestra vida cotidiana, y cuestionar un sistema profundamente injusto, depredador, insolidario y frente al mismo organizarse, plantear alternativas y salir a la calle.

3. ¿Cómo te gustaría que la ciudadanía enfocase el tema del consumo en Navidad? Creo que debemos de hacer nuestra la máxima de “mejor con menos”. Hay que poner en cuestión el actual modelo de producción, distribución y consumo que bajo la lógica del sistema capitalista nos ha conducido a una crisis social, económica, climática, de los cuidados, alimentaria… sin precedentes. ¿Necesitamos tanto para ser felices? ¿A quién beneficia esta lógica del consumismo sin limites y la cultura del usar y tirar? ¿El planeta tierra podría sobrevivir si todo el mundo consumiese como lo hacemos aquí? Y es fundamental promover no sólo cambios individuales (que son importantes pero muy limitados) sino generar cambios colectivos (a partir de nuestro trabajo y participación en cooperativas de consumo agroecológico, a nivel vecinal, en asociaciones varias, etc.) y exigir también otras políticas públicas que pongan en el centro a nuestras necesidades y a las del planeta.

Araceli Caballero es autora del libro Protozoos insumisos

1. ¿Estás de acuerdo con la tesis del vídeo? ¿Crees que con una mano rehacemos lo que destruimos con la otra? Estoy bastante de acuerdo con la tesis del vídeo, en lo que al fondo de la cuestión se refiere. No es tanto que una mano haga y la otra deshaga: es que con presuntas buenas acciones estamos alimentando la bestia. Como ejemplo me vale el de Starbucks: sustituimos trabajar por unas relaciones comerciales y laborales justas por un acto individual de “bondad” que ni roza la estructura (en todo caso, si la roza es para reforzarla).

2. ¿Cómo te gustaría que las ONG enfocasen el tema del consumo en Navidad? No sé por qué tiene que haber algún relación entre el consumo (no entendido como satisfacción de necesidades, sino como postura vital) y unas fechas que conmemoran el nacimiento de un sin techo (o un cambio de estación). Esto vale para esta pregunta y la siguiente. Respecto a las ONG (¿por qué sólo ellas?), harían bien en dedicarse a poner de manifiesto el contrasentido, el escándalo de esta manera de funcionar.

3. ¿Cómo te gustaría que la ciudadanía enfocase el tema del consumo en Navidad? Como a lo largo de todo el año: como un instrumento político, cívico de construir una sociedad, unas relaciones sociales, políticas, económicas justas, dignas de los seres humanos. Como un instrumento de trabajo contra la violencia cultural y estructural que es el consumismo.