Estos días toca recordar a Mahatma Gandhi y una de sus frases más inspiradoras: ‘No hay camino para la paz, la paz el camino’. Y con ella miramos hasta Colombia, cada vez esatá más cerca el fin del conflicto armado entre las FARC y el Estado Colombiano. Desde la Procura Claretiana de Misiones y PROCLADE Colombia-Venezuela nos comparten este pronunciamiento en el que, a pesar de todas las preguntas y problemas que quedan por resolver, reciben con esperanza la noticia sobre la finalización de los diálogos de paz en la Habana. 

‘Colombia saluda un nuevo día, una nueva oportunidad de vida con la firma del acuerdo final para la terminación del conflicto armado entre el Estado Colombiano y el grupo insurgente FARC-EP firmado el día 24 de agosto en Cuba. Con este hito histórico se abre un nuevo capítulo para Colombia: la oportunidad de avanzar en el ejercicio de la ciudadanía mediante la ampliación del debate en democracia, la reclamación justa de los derechos que le han sido vulnerados a un gran número de colombianos en el desarrollo de las confrontaciones armadas que han dejado más de ocho millones de víctimas, así como la posibilidad de avanzar en la solución al problema estructural de desigualdad por los cuales se originó este conflicto.

Somos conscientes que no es un acuerdo ‘ideal’, aún falta mucho por avanzar para la finalización de este prolongado y doloroso conflicto, donde es urgente la vinculación del ELN y la erradicación de grupos criminales y paramilitares que están en todo el territorio, aún persisten las violaciones a los derechos humanos y la comisión de delitos por parte de agentes estatales.

Es un momento clave para los colombianos y colombianas, la validación de los acuerdos mediante el mecanismo de participación del plebiscito, pone en manos de todos el futuro de un país, lo que en palabras del jefe del Estado Colombiano se define como ‘el voto más importante de nuestras vidas’, esperamos que Colombia lo haga a conciencia para lo cual continuaremos con nuestra labor de poner en conocimiento de la población con mayores dificultades los acuerdos firmados.

En nuestro camino de más de 100 años de misión Claretiana en Colombia de la mano con los empobrecidos, las víctimas, lideres, académicos, compañeros de equipos y demás aliados hemos aprendido que el mayor sueño y necesidad de todos es la paz, que es nuestra obligación como generación que ha vivido en medio del conflicto construir escenarios para que los más jóvenes y los que están por venir perfilen lo que para nosotros ha sido desconocido: LA PAZ, ya hemos dado un gran paso.

De parte de la Procura Claretiana y Promoción Claretiana para el Desarrollo, les extendemos un saludo fraterno y lleno de esperanza, invitando a vencer el miedo y la derrota que por años nos ha acompañado’. 

——-

Consulta aquí todos los proyectos de Fundación PROCLADE en Colombia