A principio del mes de febrero se ha celebrado la semana mundial de la armonía interconfesional y desde Fundación PROCLADE queremos hacer nuestra reflexión sobre el significado de este evento.

La Semana Mundial de la Armonía Intercofesional fue concebida para promover una cultura de paz y no violencia hace 12 años, en 2010 en el seno de las naciones unidas. Lo que se celebra durante estas semanas son una serie de valores y principios que en Fundación PROCLADE compartimos totalmente. Compartir estos valores significa adherir de forma plena a la solidaridad, a la paz, a la no violencia y a la armonía entre pueblos a pesar de las diferencias que existen pero que en vez de representar barreras sean motivo de celebración de diversidad y unicidad de cada cultura.

Todas las religiones del mundo tienen unos valores que comparten. La solidaridad, el carácter sagrado de la vida humana, el amor al prójimo y el perdón son solo un pequeño ejemplo de los diferentes principios que unen a todas las religiones. Desde Fundación PROCLADE intentamos poner en practica estos valores con nuestro trabajo diario que llevamos a cabo aquí en España y en el resto del mundo. Nuestro programa de acción social es un apoyo importante para las personas vulnerables de las ciudades de Madrid y Puertollano. Al mismo tiempo, sensibilizamos y trasmitimos estos valores con nuestras acciones de educación para la ciudadanía en los colegios, institutos y plazas de muchas ciudades españolas. Creemos firmemente que es importante crear una ciudadanía consciente de los problemas y necesidades que atraviesan nuestra sociedad y al mismo tiempo que se responsabilice para poder incidir de forma positiva en su entorno. Finalmente, gracias a la cooperación internacional ponemos en práctica la solidaridad cooperando con las comunidades de los países más vulnerables para que puedan mejorar sus condiciones de vida.

El Papa Francisco en su Carta Enciclica Fratelli Tutti nos trae la palabra de San Francisco de Asís que declaraba que eran felices las personas que aman a su hermano tanto cuando está cerca como cuando está lejos de ellas. Con palabras tan sencillas, nos recuerda la importancia de reconocer, amar y valorar a todas las personas sean cuales sean su cultura, sus creencias religiosas y sus costumbres. En Fundación PROCLADE intentamos poner en prácticas estos valores cada día y aquí en España y en todos los países con en los que cooperamos.

¡Feliz semana de la armonía interconfesional!

Mario Pinucci

Técnico de Cooperación al Desarrollo y Ayuda Humanitaria