En Fundación PROCLADE llevamos trabajando desde finales del mes de noviembre el diseño y elaboración de materiales del proyecto Reducir la desigualdad: transformando la sociedad desde los Derechos Humanos. Iniciativa realizada en colaboración del Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón.

El objetivo principal del proyecto es contribuir a sensibilizar a la población de Aragón sobre la situación de vulnerabilidad y desigualdad existente dentro de los países y entre estos, para generar en ellos una conciencia crítica y una actitud de cambio.

Con el objetivo principal de contribuir a una conciencia crítica y solidaria en torno a las realidades de desigualdad y vulneración de Derechos Humanos que se viven en todo el mundo, y desde una perspectiva de ciudadanía global, este proyecto desarrollará competencias de solidaridad y compromiso de la población de Aragón.

El proyecto busca informar y concienciar, generar conocimientos y actitudes entre la población, especialmente, la población joven sobre la realidad de las situaciones de pobreza y desigualdad en lo local (por ejemplo, en este punto, respecto a la población migrante) y también en lo global, siempre desde el enfoque en Derechos Humanos.

Daremos voz a estas historias mediante un ciclo de un acto final de denuncia y un ciclo de mesas redondas que recojan, desde las opiniones de expertos, el significado real de la desigualdad en todo el mundo, las situaciones de discriminación y exclusión social que genera y cómo afecta al desarrollo de los países. Llevaremos esta actividad a cabo en espacios abiertos al público de y también por la plataforma online Zoom para que puedan participar un mayor número de personas.

Aplicaremos otro enfoque mediante una actividad lúdica que permita a jóvenes en edad escolar de diversos ámbitos de Aragón, conocer y empatizar con las poblaciones más vulnerables tanto a nivel local como global, a través de un Escape Room virtual especialmente diseñado para el proyecto.

Gracias a este proyecto, pretendemos aumentar el conocimiento, en la población aragonesa, sobre las desigualdades presentes en las condiciones de vida de las personas de distintos países y regiones (ODS número 10); y generar una reflexión que ponga relieve cómo la cooperación, y la educación para el desarrollo, son fundamentales en origen para generar dinámicas de justicia, acogida, no discriminación y de cultura de paz.