Esta departamento de Incidencia Social y Política integrado por las tres organizaciones se dirigirá, en un primer momento, a la ciudadanía aunque su zona de influencia crecerá exponencialmente durante los próximos años. Para avanzar en este trabajo, ya se ha contactado con varias universidades de América Latina

 
Las ONG de Desarrollo PROYDE, PROCLADE y SED han decidido dar un paso más en su compromiso de lucha por un mundo más justo. Las tres entidades sin ánimo de lucro, pertenecientes a la Coordinadora de ONG de Desarrollo de España, CONGDE, así como a la agrupación de ONG católicas, REDES, lanzan conjuntamente el Departamento de Incidencia Social y Política que trabajará los próximos años por la sensibilización y la denuncia de las desigualdades en la sociedad. En un primer momento, trabajan ya en una futura campaña de concienación por un consumo responsable.
 
PROYDE, PROCLADE y SED, que llevan años colaborando en otras parcelas e iniciativas, dan un salto inédito en su trabajo en red. La incidencia social y política, cuya importancia está recogida en los planes estratégicos de las tres organizaciones, es una herramienta de presión hacia las autoridades y de sensibilización entre la ciudadanía, quien tiene el derecho a exigir responsabilidades y cambios a sus gobernantes. Las ONG -como PROYDE, PROCLADE o SED- son los agentes sociales que actúan de medios canalizadores en este sentido.
 
Así se expresa en el documento de fundamentación de la propuesta: ‘La incidencia social es una actividad indispensable para organizaciones en cuya Misión-Fines sociales se encuentre la transformación social, para mejorar la sociedad mediante propuestas favorecedoras de unas relaciones Norte-Sur más justas, que hagan posible un mundo donde todas las personas vivan dignamente’.