Dos años después de la creación del Departamento de Estudios e Incidencia Social (departamento conjunto de las ONGD PROCLADE, PROYDE y SED) se presenta su Informe #ConsumoJusto sobre los efectos del consumismo para los países empobrecidos y las alternativas que se están generando actualmente. El evento tendrá lugar en el Colegio Chamberí (C/ Rafael Calvo, 12, Madrid) el próximo 23 de octubre a las 19:00 horas.
 

El Departamento de Estudios e Incidencia Social ha estudiado los efectos que tienen nuestros actuales patrones de producción y consumo en el desarrollo y las condiciones de vida de las personas y sus comunidades, con una mirada especial a los países del Sur. A partir de la investigación y el análisis conjunto hemos realizado una serie de propuestas de reflexión, sensibilización y acción dirigidas a la sociedad civil, los poderes públicos y las empresas.

La necesidad de que se produzcan cambios en los sistemas actuales de producción y consumo así como la sostenibilidad del planeta serán temas recurrentes en la nueva Agenda de Desarrollo Post-2015, siendo incluso un objetivo transversal. Desde el Departamento de Incidencia Social apostamos por un reto que afecta igualmente a países donantes y a receptores de la ayuda, utilizando herramientas de sensibilización, comunicación y educación para el desarrollo para contribuir a la transformación social de un mundo que debe ser justo y sostenible para las generaciones venideras.

 

Los cambios en los modelos de producción y consumo serán objetivos transversales en la nueva Agenda de Desarrollo Post-2015 y afectan tanto a países donantes como a receptores de Ayuda al Desarrollo.

 

En el acto, abierto al público y especialmente a las bases sociales de las tres organizaciones convocantes, se presentará también la Campaña de Educación para el Desarrollo (EpD) “La comida no se tira”, en la que participan otras cinco organizaciones (Edificando-Comunidad de Nazaret, Proideba, Proide, Proyde-Proega y Proclade Yanapay) y que cuenta con el apoyo del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) a través de su estrategia “Más alimento, menos desperdicio”. Se trata de la primera acción concreta para llevar a la práctica las reflexiones y contenidos del informe #ConsumoJusto. Los documentos y fichas educativas de esta campaña se trabajarán durante el curso escolar 2014-2015 en unos 200 centros educativos de toda España, llegando a más 100.000 estudiantes, profesorado y madres/padres. Además, los materiales están a disposición de cualquier otro centro –público o privado– que lo demande.

 

ConsumoJusto