La Cabecera Municipal de Champerico tiene una red de distribución de agua construida hace más de 40 años con materiales que ya no son utilizados por ser dañinos para la salud (asbesto) y que, además, no proporciona un caudal suficiente para la demanda de la población. Como consecuencia, la comunidad presenta un alto índice de enfermedades gastrointestinales (sobre todo la población infantil) e inadecuados hábitos de higiene. El nuevo sistema a construir constará de 3 pozos, 4 tanques de almacenamiento elevados y una red de distribución con los requisitos de sanidad, cantidad y oportunidad que aseguren a la población agua potable 24 horas al día, disminuyendo así los problemas de salud provocados por la falta de agua potable.

Se constituirá una Empresa Municipal de Aguas y se capacitará personal para la gestión y mantenimiento tanto físico como económico del sistema