Con este proyecto se quiso seguir acercando a los escolares de Gijón los Objetivos de Desarrollo Sostenible, las realidades de injusticia y pobreza que llevan a que sean necesarios y cómo la ciudadanía, y en concreto la escolar, tiene mucho que decir, y hacer, para ayudar a que estas metas se cumplan en 2030.
 
Para ello se llevó a cabo una exposición en un espacio abierto al público en la ciudad asturiana: a través de fotografías que recorran los ODS se quiere interpelar a los escolares para que sigan siendo conscientes del mundo en el que viven, la necesidad de estos objetivos y cómo ya son muchos los jóvenes de todo el mundo que están haciendo cosas en este sentido. Así, la exposición de fotos estuvo acompañada de unidades didácticas adaptadas y un experto que hará una ‘visita guiada’ a cada una de las clases de centros de Gijón que lo soliciten. Finalmente, y para comprobar el grado de aprendizaje de la actividad, se ofreció a los participantes una formulario/app online con su consiguiente diploma.