Aunque no haya sido portada de los periódicos internacionales, Centroamérica y Caribe sufren, un año más, el golpe de las lluvias torrenciales. Aquí os dejamos una breve reseña de la situación de estos últimos días.

Desde Fundación PROCLADE mandamos nuestro trabajo, apoyo y solidaridad a tantos grupos, organizaciones y personas con las que compartimos vida y proyectos en los tres países.

EN EL SALVADOR

Extraído de: Unidad de Comunicaciones CIDEP- Octubre 2011


El pasado 14 de octubre el Presidente de la República de El Salvador, Mauricio Funes, declaró emergencia nacional en todo el territorio salvadoreño.

El impacto causado por las lluvias ha registrado 32 fallecidos, 150.000 afectados y 32.243 evacuados.

Organizaciones por todo el país, de forma coordinada con los comités de Protección Civil, las municipalidades, diversos ministerios y otras organizaciones de ayuda para iniciar los procesos de recuperación de las zonas impactadas para normalizar las condiciones de las familias afectadas, además de la puesta en marcha de labores de emergencia, entrega de alimentos y útiles básicos.

EN GUATEMALA

Extraído de: prensalibre.com


El presidente de Guatemala, Álvaro Colom, decretó este domingo 16 de Octubre, estado de Calamidad Pública a nivel nacional como consecuencia de las lluvias que azotan desde el martes 11, al país que han dejado 28 muertos, según datos de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred).

La emergencia climática que ha afectado a más de 147 mil personas, y damnificado de forma directa a más de 9.600. El director de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), Alejandro Maldonado, precisó que también se han reportado 20 personas heridas y dos desaparecidas; están albergadas en lugares seguros 5.520 y fueron evacuadas más de 6.900 a nivel nacional.

EN HONDURAS

Extraído de: Periódico el Tiempo


Centenares de pobladores del sur del país continuaron ayer siendo afectados por las grandes inundaciones y desesperados ante la falta de alimentos, colchonetas, medicamentos y ropa, según informaron alcaldes de la zona.

Solo Marcovia registra más de 5, 000 damnificados, pero ahora se han reportado daños en El Triunfo, Orocuina, Duyure, Namasigüe, San Marcos de Colón en Choluteca, así como Soledad, Texiguat y Vado Ancho en El Paraíso y Alianza en el Departamento de Valle. Las grandes crecidas del río Choluteca y otros afluentes destruyeron centenares de hectáreas de cultivos, especialmente maíz, frijol, caña de azúcar y arroz, entre otros. El Gobierno comenzó a entregar ayuda, pero en virtud de la magnitud de los daños siempre hay decenas de afectados que se quedan sin alimentos, medicamentos y ropa.

La alcaldesa de Duyure, Celina Bustillo, dijo a los periodistas que los habitantes de su municipio perdieron el 90 por ciento de sus cultivos, especialmente frijol. Dijo que ellos requieren ayuda porque los campesinos tienen más de 10 días de no salir a trabajar porque la lluvia no amaina.