Desde hace un tiempo y desde diferentes ámbitos se nos insiste en la necesidad de cuidar nuestro planeta. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible planteados hasta 2030 van en esta línea de apostar por cambios en nuestros modelos de producción y consumo que mejoren la sostenibilidad de nuestra tierra. Desde la Iglesia y concretamente desde la encíclica ‘Laudato Si’, el Papa Francisco también nos repite la necesidad de respetar nuestra Casa Común y que en la medida en que cuidamos nuestro entorno estamos cuidando también a nuestros hermanos. Porque como se señala en este documento ‘el grito de la tierra es el mismo que el grito de nuestros hermanos’. 

Nuestra delegación en París es consicente de todo ello. Por eso durante varios meses ha estado leyendo y estudiando la encíclica y como resultado ha surgido una maravillosa exposición fotográfica con la que se quiere transmitir esa necesidad de conversión ecológica que se nos pide. Así, a través de fotografías realizadas por gente de la comunidad parisina y frases del documento, realizaron una serie de paneles que pudieron disfrutar centenares de franceses e hispanos.

Pero nuestros voluntarios en la capital francesa sabía que esta reflexión no podía quedarse ahí. Por ello, el pasado mes de octubre, Miguel Tombilla, cmf. viajó hasta París para animar el taller ‘Hermanos a la casa común‘. Un espacio abierto no sólo a la delegación sino a todas las capellanías de habla hispana de París y en el que se quería seguir profundizando sobre cómo llevar lo aprendido en la ‘Laudato Si’ a nuestra vida cotidiana. Una gran experiencia que han querido compartir por lo que también han traducido la exposición al castellano para llegar a un mayor número de gente.