El 2016 va llegando a su fin, y con el acaba también el 20 aniversario de Fundación PROCLADE, 20 años mojándonos por los más empobrecidos. Ha sido un año para dar gracias continuamente a todos los que hacéis posible nuestro trabajo aquí y allí. Ha sido un año de encuentros y reencuentros, de nuevas experencias, de recordar momentos pasados y soñar con los que quedan por venir. Pero sobre todo, ha sido un año de seguir trabajando con la confianza de que un mundo más justo, sostenible y humano no es sólo posible sino también imprescindible.

Ahora sólo nos queda decir GRACIAS una vez más. Y no sólo en nuestro nombre sino en el de miles de personas que se han visto beneficiadas de nuestros proyectos, apadrinamientos, visitas, iniciativas….