Un problema puntual pero básico y acuciante era que la escuela de Kiri, que está en un proceso de crecimiento muy importante, dispusiera de agua potable en unas condiciones aceptables. Toda la labor educativa y de cuidado de la salud estaba condicionada por no contar con este bien precioso pero escaso en África en general.

Para poder solucionar esta carancia se ha perforado un pozo en la escuela que proporciona agua en cantidad suficicente y de calidad. Con el acceso al agua a través del pozo se cubren las siguientes necesidades:

  • Consumo básico y mantenimiento de la salud de los alumnos y personal de la escuela
  • Consumo por parte de los poblados locales, que podrán beneficiarse del agua respetando los horarios de la escuela.
  • Mantener las zonas verdes y los árboles plantados en el patio, que darán sombra a los alumnos/as, así como para la creación de un huerto escolar.
  • Para la vida escolar general.