Hoy 8 de marzo, Fundación PROCLADE se une al Día Internacional de la Mujer, día donde se conmemora la lucha por la igualdad de los derechos entre mujeres y hombres y se reivindica el trabajo que aún queda por hacer ante las desigualdades que hoy en día se siguen produciendo. En este día se promueve la igualdad de género, el empoderamiento de las mujeres y la eliminación de cualquier clase de discriminación que sufran en cualquier parte del mundo.

Fundación PROCLADE lleva a cabo proyectos donde las mujeres son el principal objetivo. Estos proyectos realizados principalmente en zonas de Colombia e India se basan en un enfoque de género transversal donde se llevan a cabo acciones que fomentan la igualdad y la equidad de género. 

En Colombia cabe resaltar el proyecto realizado en la zona del Bajo Atrato del Chocó sobre el empoderamiento de mujeres indígenas y afrodescendientes. En la India destaca el proyecto realizado en las aldeas de Thadikarankonam, Suruladode, Padmanabapuram y Erachakulam sobre el fortalecimiento asociativo y empoderamiento económico-social de 116 viudas.

En esas zonas la población femenina es especialmente frágil, ya que existe discriminación, exclusión y marginación hacia las mujeres. En el caso del Bajo Atrato (Colombia), esta marginación se produce principalmente por la pertenencia de estas mujeres a grupos indígenas y comunidades afrodescendientes, lo cual hace que sean doblemente vulnerables ante los grupos armados en su lucha por controlar recursos y territorios. En el caso de las aldeas de Thadikarankonam, Suruladode, Padmanabapuram y Erachakulam (India) las mujeres sufren discriminación social principalmente por su viudedad, y es que cuando una mujer queda viuda es relegada al ostracismo social y al olvido.

Desde Fundación PROCLADE, en estas zonas se llevan a cabo estrategias de empoderamiento personal y comunitario con el objetivo de contrarrestar las formas de discriminación y violencia que les impide a las mujeres gozar de sus derechos. El objetivo principal de estos proyectos es cambiar la situación de dependencia, marginalidad e inseguridad de las mujeres de esas zonas por su independencia, el aumento de oportunidades, capacidades y autonomía. En definitiva, proporcionar herramientas para que puedan recorrer el camino que lleva a la igualdad.

Hoy 8 de marzo se persigue la lucha por la igualdad, la participación y el empoderamiento de la mujer en todos los ámbitos de la sociedad. Cada lugar del mundo está en un punto diferente del camino, sí, pero todos avanzan por él con el mismo objetivo, “La igualdad es el alma de la libertad; de hecho, no hay libertad sin ella” (Frances Wright).

Esta lucha es constante y queda mucho camino por recorrer, pero no se debe olvidar que la unión tiene el poder de cambiar el mundo. Mujeres en distintos lugares pero con un mismo grito, una misma voz.

Soledad Rodríguez Borox

Técnica de Administración y Contabilidad.