Este proyecto perseguía la igualdad de género desde la capacitación en técnicas empresariales de producción que permitiese consolidar y dar seguimiento a los grupos de mujeres, a través de la capacitación que les permitiesen generar ingresos adicionales en sus hogares por medio de la elaboración de pan y productos saludables. Ello contribuiría a mejorar la seguridad alimentaria de los habitantes de esas comunidades.

El proyecto consistió en la construcción y equipamiento de 2 locales con hornos-estufas ecológicos donde se impartirá la capacitación, así como en la realización de 6 talleres a mujeres principalmente sobre creación de microempresas ecológicas panaderas que les permitiesen elaborar y distribuir su propio pan.

La capacitación comprendió tanto temas de liderazgo, autoestima, organizaciones administrativas de pequeñas empresas, como elaboración de pan y derivados en sus distintas formas reconocidas por las comunidades rurales y su distribución y venta.

El rasgo distintivo de este proyecto ha sido la instalación de los hornos-estufas ecológicos en los locales nuevos, que permitirán ahorrar combustión y respetar el medioambiente, además de garantizar un resultado óptimo para la microempresa de panadería ecológica creada.