La acción consiste básicamente en la construcción de un Centro de Capacitación y Atención Primaria de Salud en una zona rural poco atendida en el ámbito sanitario por el Ministerio de Salud Pública, y cuya situación en este campo se ha visto agravada por los efectos del huracán “Mitch”.

La acción se enmarca en un Programa de salud -“Guardianes de Salud y Botiquines Comunitarios”- que viene funcionando desde hace 13 años.

Este Programa responde a los problemas estructurales existentes en la región antes del huracán, que agravaron los efectos del mismo y que pueden hacer inútiles todos los esfuerzos de reconstrucción si no son tenidos en cuenta. El Programa de Guardianes de Salud y Botiquines Comunitarios intenta, desde su origen, salir al paso de estos factores estructurales. El centro se hace más urgente tras el estado en que ha quedado la infraestructura sanitaria del país tras el huracán “Mitch”.

“Dentro de la planificación global para la reconstrucción y la rehabilitación de Honduras aparece como necesidad perentoria la atención primaria de salud de la población rural, que si antes de la catástrofe tenía un muy deficiente acceso a los servicios de salud, ahora se ve prácticamente marginada de ellos. La acción que ahora presentamos pretende proporcionar la infraestructura que está demandando el Programa de salud citado para cumplir sus objetivos de:
- capacitar personal local en labores de educación sanitaria, prevención y atención primaria,
- hacer accesibles económicamente medicinas basadas en la biodiversidad y el conocimiento locales,
- mejorar la alimentación de la población, base de una buena salud,
- atender a los pacientes que precisan de internamiento en un centro de salud de primer nivel. El Proyecto en que se integra la acción busca una atención primaria de salud sostenible a largo plazo e integrada en la cultura y cosmovisión locales, a través de la capacitación del personal local y la utilización de recursos biológicos y tecnologías del lugar, de bajo coste y adecuadas al entorno.” (Cáritas SPS)