Este fin de semana, la delegación de Cartagena de Fundación PROCLADE ha dado un nuevo paso en su trabajo por la paz, la justicia y la solidaridad. Con la compañía de varios voluntarios de Madrid, han analizado cuál van a ser sus actividades durante los próximos meses y cómo acercarlas tanto a su entorno más cercano como a los habitantes de la ciudad murciana. También se ha aprovechado esta oportunidad para trabajar con los jóvenes sobre las desigualdades que existen en el mundo y qué podemos nosotros hacer al respecto. Así, introdujimos conceptos relativos al #consumojusto como el reciclaje, la reutilización de productos y, sobre todo, poner a la persona en el centro de nuestras decisiones de compra.

Todo ello aderezado con la venta de productos de Comercio Justo. A través de un nutrido puesto con café, chocolate, galletas… fueron muchos los cartagineses que conocieron de primera mano esta alternativa de consumo respetuosa tanto con el medio ambiente como con los derechos de los productores.