Los “Bordos” de San Pedro Sula están habitados por personas venidas de otros lugares (campesinos) en busca de fortuna. Se llaman “bordos” por estar junto a dos pequeños ríos por los que trascurren las aguas fecales de la ciudad. La miseria produce una tremenda falta de higiene y de nutrición que afecta de forma especial a los niños de corta edad.

El proyecto consiste en la construcción de un pequeño salón par atender a los niños sanitariamente y aprovecharlo para cursillos de Promoción de la mujer, especialmente de educación sanitaria infantil. Es urgente que el índice de mortalidad infantil en Honduras descienda.