El Programa de capacitación lleva funcionando desde hace varios años, en unos salones compartidos con la Parroquia de San Miguel Arcángel de Lima.

Dada la envergadura que va tomando dicho proyecto, se ha visto conveniente dotar al mismo de una infraestructura adecuada a la formación impartida.

También se busca dotar a los talleres que en él se imparten, de los equipos necesarios para una adecuada formación técnica.