Este proyecto ha consistido en capacitar a líderes/as y promotores agrícolas de 10 comunidades para que las familias pudiesen autoabastecerse de alimentos agroecológicos, sanos, sin depender de las ayudas del Estado u otras, gracias a un plan básico de producción agro-ecológica en sus parcelas; máxime cuando en la zona del proyecto todavía tienen buena tierra, suficiente lluvia y con muchas especies agrícolas. Este proyecto es la continuación como Fase II de técnicas de producción agroecológica y fomento de la soberanía alimentaria autosostenible para 10 comunidades del municipio de Livingston, Izabal, Guatemala, ya que forma parte de un plan integral de soberanía alimentaria para 3 años que el socio local elaboró en el 2015 con ayuda de los beneficiarios y comunidades locales con un análisis de la realidad y un diagnóstico rural participativo previos. Supone un gran logro en la zona pues es la primera vez que se logra poner en práctica un plan global gracias a la experiencia de muchos años y las buenas condiciones locales naturales. Este plan integral de soberanía alimentaria se inició en el 2015-2016 con la implementación inicial gracias a la financiación de entidades españolas como el Ayuntamiento de Gijón de la Fase I y Fundación PROCLADE y entidades extranjeras como MISEREOR Alemania y DKA Austria. Ya se han ejecutado las dos primeras fasesdentro del programa de soberanía alimentaria. La población de esta zona y objeto de la propuesta es indígena mayoritariamente y su principal medio de vida es la agricultura de subsistencia. 
 
El plan consta de 3 fases: una fase 1 para implantar y asentar el plan; la fase 2 es de sostenibilidad y anclaje crucial para darle la base sostenible al plan. Y la fase 3 de viabilidad y réplica en la comunidad local. Se trata de fases independientes que actúan como proyectos separados pero dentro de un plan integral de actuación como recomienda la cooperación internacional.
 
Fase 1: Objetivo: Crear las condiciones de certeza jurídica y organización comunitaria como base del proyecto de Soberanía Alimentaria: 1. Legalizando las tierras de las comunidades como sustento legal para cualquier actividad permanente que realicen las familias para producir la tierra con sistemas medioambientales respetando la cultura; 2. Fortaleciendo la organización comunitaria con enfoque de género, como requisito previo a todo el proceso de Soberanía alimentaria; 3. Creando la Escuela de capacitación y talleres para promotores Agrícolas y del Medio ambiente que incluya en su programa temas Agroecológicos y de industrias extractivas de minerales e hidrocarburos; sobre comercio solidario entre las comunidades para adquirir recursos económicos que satisfagan las necesidades de la familia e implementar técnicas productivas agro-ecológicas que permitan la diversificación de cultivos autóctonos.
Fase 2: Objetivo: Implementar técnicas productivas agro-ecológicas que permitan la diversificación de cultivos autóctonos para alcanzar la autonomía alimentaria de cada familia en las comunidades de Livingston del departamento de Izabal. Para ello: formar y utilizar semillas diagnosticadas de gran valor ecológico y alimentaria en la zona; Realizar unidades demostrativas implementadas; Desarrollar talleres de validación de semillas; crear grupos de interés organizados sobre soberanía alimentaria; desarrollar talleres para 100 mujeres sobre formas de procesar alimentos; desarrollar talleres de producción agropecuaria; crear espacios grupales rurales demostrativos; técnicas de conservación de recursos naturales; impartir charlas formativas y de sensibilización en escuelas; cultivo de productos de valor comercial para su distribución y venta con el fin de poder crear microempresas alimentarias; desarrollar talleres sobre Sistemas Agroforestales.
Fase 3: Objetivo: Desarrollar mecanismos de comercio solidario entre las comunidades para adquirir recursos económicos que satisfagan otras necesidades de la familia como la salud, la educación y la vivienda. Para ello: Crear días de mercado cantonales en lugares céntricos; Capacitar a los productores en temas de comercio; Construir infraestructura para locales de venta; Capacitarles en el manejo de productos de calidad y crear un banco de clientes de la región.
 
 
[[{‘type’:’media’,’view_mode’:’media_large’,’fid’:’6425′,’field_deltas’:{},’link_text’:null,’attributes’:{‘height’:360,’width’:480,’class’:’media-image media-element file-media-large’,’data-delta’:’1′},’fields’:{}}]]  [[{‘type’:’media’,’view_mode’:’media_large’,’fid’:’6426′,’field_deltas’:{},’link_text’:null,’attributes’:{‘height’:360,’width’:480,’class’:’media-image media-element file-media-large’,’data-delta’:’2′},’fields’:{}}]]  [[{‘type’:’media’,’view_mode’:’media_large’,’fid’:’6427′,’field_deltas’:{},’link_text’:null,’attributes’:{‘height’:360,’width’:480,’class’:’media-image media-element file-media-large’,’data-delta’:’3′},’fields’:{}}]]