Pese al compromiso de los Objetivos del Milenio, el hambre sigue siendo una de las peores lacras de nuestro planeta. De hecho, una de cada ocho personas sigue pasando hambre en nuestro mundo. Los expertos aseguran que hay alimentos suficientes para todos, con lo que el hambre no es una fatalidad inevitable, sino que tiene causas atajables y soluciones.

Precisamente con esta idea, desde Inspiraction han lanzado la campaña de recogida de firmas ‘Va en serio, acaben con el hambre’. En ella se da un paso más allá y se pide que los países empobrecidos no dependan de la ayuda internacional para hacer frente a la pobreza sino que se apueste por una fiscalidad bien entendida y basada en la justicia: ‘esto es una fuente de recursos mucho más fiable que la ayuda internacional’, señalan al respecto. 

Una petición que se dirige a los países que participan en la Cumbre del G8 que los próximos días 17 y 18 de junio se va a celebrar en la ciudad de Irlanda del Norte Fermanagh. ‘Si quisieran, podrían tomar las medidas necesarias para acabar con el hambre’, asegura la campaña a los dirigentes de estos países. Por ello, les demandan:

  • Que pongan en marcha una nueva Convención Global sobre Transparencia Fiscal, que exija la publicación de los nombres de los verdaderos dueños de compañías, fundaciones y trusts, de tal forma que los paraísos fiscales no puedan seguir siendo un método para ocultar ganancias ilegítimas.
  • Que obliguen a los paraísos fiscales a compartir información con los países más empobrecidos sobre el dinero que guardan y su procedencia, ayudándoles a recuperar los impuestos que nunca llegaron a cobrar como consecuencia de la evasión fiscal.

No dejes pasar la oportunidad de pedir a nuestros líderes políticos que den un cambio en sus políticas y que trabajen para crear un mundo más justo. Puedes firmar la petición aquí.