EL AGUA ES DE TODOS


El domingo 4 de marzo se realiza una consulta popular en la Comunidad de Madrid acerca de la privatización del Canal de Isabel II que propulsa el ejecutivo regional.


Todos los vecinos dispondrán de una papeleta con el siguiente texto: ‘¿Está de acuerdo con que el Canal de Isabel II siga siendo 100% público? SI/NO’


Pedimos colaboración máxima para la difusión de esta consulta por la importancia que tiene la privatización o no de nuestra agua, la de todos los madrileños.


Aquí disponéis de un mapa que indica la localización de las mesas, que se pondrán de 11:00 a 18:00:


http://porelagua.es/


¿Por qué es importante tu voto el día 4 de Marzo?


* Porque los madrileños haríamos muy ‘mal negocio’: sería vender una importante fuente de ingresos, que revierten en todos los madrileños pero que al privatizarlo la mitad irían a parar a unas pocas manos, cuando el patrimonio en el que se basan han sido pagados y mantenidos por los impuestos de todos durante más de un siglo.


* Porque es absolutamente innecesaria su privatización: Sus más de 100 millones de euros anuales en beneficio neto, hacen del Canal de Isabel II una empresa solvente.


* Porque pondría en riesgo la calidad del servicio: privatizaciones similares (p.ej. Barcelona) demuestran que se pierde calidad. tanto en mantenimiento como en la calidad misma de una de las mejores aguas de España.


* Porque, aún siendo imprescindible para la vida, dejaría de estar al alcance de todos: modelos de privatización idénticos (p.ej. París) han demostrado que el precio del agua subiría muy por encima de los salarios, cuando el agua es una factura de la que no se puede prescindir.


Si quieres más información, entra en: porelagua.es


No lo olvides: vota y defiende el derecho al agua para todas las personas de la Comunidad de Madrid. Anímate y colabora en la difusión de la consulta, tu ayuda es importante.


‘Uno de los problemas más alarmantes que encara el mundo de hoy es conseguir suficiente agua potable para todos los habitantes del planeta. Con demasiada frecuencia, donde hace falta agua, lo que hay son armas…’ Ban Ki-moon, Secretario General de las Naciones Unidas.