Se encuentra usted aquí

La Vida Paso a Paso. Honduras

San Pedro Sula es la capital industrial de Honduras. Aquí se produce el 63% del producto interior bruto del país. El crecimiento de la población ha sido espectacular. A mediados del siglo pasado apenas tenía 20.000 habitantes. Hoy la población supera el millón y medio de personas. En 1966 llegaban desde España, los Misioneros Claretianos para hacerse cargo de la atención pastoral de todo el departamento de Atlántida, en la costa norte.
 
En San Pedro Sula llevan más de 40 años acompañando a los más pobres y defendiendo la vida. Actualmente atienden dos parroquias en el sector más complicado de la ciudad, en La Rivera Hernández. Un barrio marcado por la violencia. La parroquia Corazón de María ha centralizado su obra social dentro de un complejo donde han puesto en marcha varios proyectos educativos y sanitarios: una guardería, un centro de preescolar, talleres de formación profesional, un dispensario médico con laboratorio y farmacia además de varios proyectos para la atención de personas mayores. El compromiso de la ong PROCLADE es uno de los pilares en los que se sostiene la promoción claretiana para el desarrollo en este barrio. Y junto a PROCLADE, la inmensa y valiente labor de los voluntarios. La comunidad de misioneros claretianos atiende una parroquia de 120.000 habitantes. Celebran misas en 15 iglesias y acompañan a más de cien comunidades eclesiales de base. Es como si toda la diócesis de Segovia fuese atendida sólo por dos curas. El papel de los laicos es muy importante.  En este contexto de violencia y muerte, de amenazas y extorsiones, no es extraño que algunos opten por irse de la parroquia. Pero también hay un grupo que se ha encontrado su fuerza en la eucaristía y desafía el terror callejero anunciando el Evangelio de la Vida. 
 

 

Español