Se encuentra usted aquí

Ampliación y equipamiento del colegio rural para niños y niñas sin recursos en Pueblo Nuevo, Nicaragua

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF
País: 
Nicaragua
Lugar: 
Pueblo Nuevo
Coste: 
142.269,38€
Estado del proyecto: 
En ejecución
Cofinanciadores: 
Gobierno de Cantabria
Fundación Bancaja-Bankia
Fundación PROCLADE
Socio Local ASCLANI
Alcaldía de Pueblo Nuevo
Beneficiarios
Año inicio: 
2018
Año fin: 
2019

Este proyecto pretende responder a un gran reclamo local de facilitar el acceso, la calidad y la equidad a una enseñanza básica integral (de pre-escolar, primaria y secundaria) a niños y niñas de escasos recursos en una de las zonas rurales más empobrecidas de Nicaragua, mediante la ampliación y equipamiento del colegio San Pablo Apóstol en el municipio de Pueblo Nuevo, Departamento de Estelí.

Este proyecto se enmarca dentro del Enfoque Basado en Derechos Humanos que recoge el Derecho Humano a la Educación como un derecho básico para garantizar las condiciones de vida dignas a las personas beneficiarias titulares de derechos mediante la puesta a disposición de una infraestructura física y social necesaria para asegurar la cobertura educativa total por etapas, de forma progresiva.

Este proyecto consiste no sólo en la construcción de 3 amplias aulas para pre-escolar, primaria y secundaria y contar con personal docente cualificado, sino también va a proporcionar instalaciones sanitarias diferenciadas por sexos, agua potable, materiales de enseñanza fungible y no fungible, equipos completos y tecnología para las aulas, una biblioteca completa, una cancha deportiva y un aula de ordenadores como complemento a las aulas, el comedor y aseos que ya existen en el colegio actualmente pero de forma notoriamente insuficiente debido a la enorme demanda que crece cada año para asistir a este colegio, dado su compromiso y calidad educativa. Al ser un colegio inclusivo, podrá acoger tras la ampliación a más alumnos con necesidades especiales de apoyo educativo.

A través de este proyecto, por tanto, se va a promocionar una educación inclusiva en contenidos y metodologías que responda a las necesidades y al entorno de los beneficiarios titulares de derecho del área rural de Pueblo Nuevo y bajo un enfoque basado en derechos humanos. Se pretende lograr la formación integral de niños y niñas mediante el desarrollo armónico de todas sus potencialidades. Por ello, es imprescindible dotar a la Escuela de una estructura y equipamientos adecuados para poder impartir un servicio educativo completo, con el fin de garantizar la calidad de educación de los titulares de derechos en el deprimido municipio de Pueblo Nuevo. Este proyecto va a contribuir a proporcionar a los titulares de derechos una educación de calidad y en igualdad de condiciones.

El proyecto tiene una duración de 12 meses y beneficiará a un total de 396 personas como beneficiarios directos y 24.500 personas como beneficiarios indirectos, incluyendo a la comunidad local de Pueblo Nuevo, las padres y madres del colegio, el personal admintrativo, de seguridad y directivo del colegio y organizaciones locales como CIPRES y CAPRI.