Se encuentra usted aquí

Ampliación y mejora de la oferta educativa de niños y niñas de la escuela infantil y primaria St Joseph mediante la adquisición de mobiliario básico para las aulas

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF
País: 
Kenia
Lugar: 
Aldea de Kerwa, Distrito de Kiambu
Contraparte: 
Misioneros Claretianos de Kenia
Coste: 
29.247,00€
Estado del proyecto: 
En ejecución
Cofinanciadores: 
Ayuntamiento de Langreo
Fundación Bankia-Bancaja
Junta de Castilla y León
Comunidad local
Misioneros Claretianos de Kenia
Fundación PROCLADE
Año inicio: 
2018
Año fin: 
...

La escuela de Educación Infantil y Primaria St Joseph intenta, bajo todos los medios posibles, educar a niños y niñas de entre 4 y 15 años del área de Kerwa. Actualmente la escuela cuenta con 208 alumnos (110 chicas y 98 chicos), 9 docentes y 2 trabajadores no docentes) y un misionero claretiano que se encarga de la dirección y gestión del centro educativo. Todos ellos prestan servicios educativos y formativos integrales para los alumnos.

Desde su puesta en funcionamiento, han sido muchos los esfuerzos y avances por ofrecer una educación de calidad a los alumnos de Kerwa y alrededores. Sin embargo, la escuela ha de hacer frente a varios retos como la escasez de mobiliario y equipos informáticos para alumnos y docentes.

En la actualidad la Escuela Primaria Barkhita cuenta con 10 aulas para los 208 alumnos en las que se imparten los 7 niveles de educación primaria y los 3 de educación infantil. A esto hemos de añadir que cada año son más los alumnos que solicitan matriculación en el centro. Por lo tanto, con el fin de facilitar y proporcionar un espacio adecuado, seguro y digno, para que los niños y niñas puedan desarrollar todo su potencial y puedan obtener una educación de calidad, se solicita la compra de mobiliario básico (sillas y mesas) y material informático, impresoras y proyecto que serán empleados por los docentes para una educación más acorde a las necesidades actuales. Además, los equipos informáticos van a facilitar que los profesores tengan acceso a recursos para ampliar y mejorar su formación para sus clases.

Para poder ofrecer una educación de calidad han de unirse recursos materiales y humanos. Por un lado, es indispensable contar con profesionales bien capacitados y con una gran vocación para la enseñanza, y por otro es necesario disponer de las infraestructuras e instalaciones. La combinación de todos ellos va a generar el entorno adecuado para una educación en la que se dispone de los medios para potenciar el conocimiento de los alumnos y para asegurar que los adultos puedan seguir obteniendo conocimiento.

Hemos de ser conscientes que el analfabetismo y la carencia de una educación básica afecta a todos los ámbitos de la vida como es la seguridad alimentaria, la salud, la limitación de la productividad o la falta de oportunidades para mejorar su vida.