Se encuentra usted aquí

EQUIPAMIENTO PARA LA ESCUELA CLARET DE BARRACKPORE

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF
País: 
La India
Lugar: 
Estado Bengala Oeste, Distrito 24 Parganas, Barrackpore
Contraparte: 
Claretian Society Barrackpore - CSB
Coste: 
7.601,56€
Estado del proyecto: 
Ejecutado
Cofinanciadores: 
Beneficiarios
Claretian Educational and Social Society
Ayuntamiento de Segovia
Fundación Proclade
Año inicio: 
2005
Año fin: 
...

El proyecto pretende poner en marcha el área de informática en la Escuela Claret de Barrackpore con capacidad para 100 alumnos, asi como equipar otras aulas de la escuela, con mobiliario adecuado para los alumnos.

La escuela está situada en el emplazamiento de Claret Nivas, en el pueblo de Sewli-Debpukur de la ciudad de Barrackpore, en el distrito 24 Parganas. Bengala Oeste, está a 6 kilómetros de la ciudad de Barrackpore y a 30 kilómetros de la estación central del ferrocarril de Calcuta. Es un céntrico lugar al que acuden niños de los pueblos cercanos de, Nilganj, Naihati, Kanchirapa, Barrackpore, Titagarh y Belgharia, en estos momentos no hay una sola escuela de nivel superior de secundaria.

Barrackpore es básicamente un área rural subdesarrollada, por razones socioeconómicas, políticas e históricas. Tanto Barrackpore como las poblaciones de sus alrededores están principalmente habitadas por las castas más atrasadas y discriminados dentro del sistema social India. El nivel de alfabetización en el estado de Tamil Nadu es del 63.72%. Existe gran discriminación femenina en el campo educativo, lo cual da como resultado un bajo grado de alfabetización en la población femenina, ya que estas no asisten al colegio.

Los/as estudiantes que acuden a las escuelas pertenecen, en su mayoría, a dos castas de la sociedad india. Alrededor de un 70% de los/as niños/as pertenecen a la llamada comunidad “Kallar", que son tratados como la casta más baja. El 30% restante pertenece dentro del sistema de castas sociales indias a los llamados “Dalits”, que son tratados inhumanamente, como intocables, sufriendo todo tipo de discriminaciones sociales y económicas. La educación, la salud, la igualdad social dentro del sistema de castas y las necesidades básicas para una vida digna, son casi imposibles de alcanzar para la población de esta región.

La mayoría de los habitantes de la zona trabaja como empleados diarios en el campo, trabajadores temporales y algunos empleados oficiales. Todos desean ofrecer una educación de calidad a sus hijos y que pueda formarse para conseguir un futuro más digno. La escuela Claret nace para ofrecer educación a los/as niños/as de las castas más discriminadas.