Se encuentra usted aquí

PROYECTO DE DESARROLLO AGRÍCOLA EN COMUNIDADES RURALES

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF
País: 
Honduras
Lugar: 
Comunidades Rurales de los Depart. de Cortés y Atlántida
Contraparte: 
Cáritas Diocesana de San Pedro Sula
Coste: 
229.220,00€
Estado del proyecto: 
Ejecutado
Cofinanciadores: 
Beneficiarios
Contraparte Local
Ayuntamiento de Madrid
Fundación Proclade
Año inicio: 
2002
Año fin: 
2004

La Situación de pobreza que atraviesa el Sector Campesino de la nación y particularmente muchas comunidades de los departamentos de Cortés y Atlántida, reforzada por el creciente desempleo de los campesinos contratados por la compañía Chiquita Banana, recientemente declarada en quiebra y cerrando operaciones en el país; así como la falta de mecanismos financieros para el mejoramiento de sus condiciones agrícolas , contribuyen al fomento de la miseria en las zonas rurales y por consiguiente a la existencia de inseguridad alimentaria y malas condiciones de salubridad. Contribuir al mejoramiento de las condiciones de vida de la población campesina es una de las mayores objetivos en el desarrollo de cualquier proyecto agrícola, así como dotarle de conocimientos y técnicas que contribuyan a una mayor productividad sin dejar a un lado la conservación de los recursos naturales.

El Proyecto pretenderá en su ejecución elevar el ingreso y los niveles de vida de los pequeños agricultores de la zona, aumentando la producción de alimentos y diversificando su estructura a fin de hacerla más rentable. El Proyecto buscará enfrentar mediante una acción integrada , las limitaciones interrelacionadas que obstaculizan el desarrollo de la economíaCampesina.

Se espera a través del Proyecto:

1.- Aumentar la producción agrícola mediante la previsión de crédito supervisado y el reforzamiento de los servicios de apoyo a la producción,

2.- Detener el proceso de erosión de los suelos agrícolas y rehabilitar tierras para la producción, así como mejorar y ampliar el aprovechamiento del agua,

3.- Mejorar el sistema de Comercialización de productos básicos,

4.- Mejorar los niveles nutricionales mediante una mayor disponibilidad de alimentos y

5.- Estimular iniciativas agrícolas a fin de fomentar el autoempleo y mejorar los ingresos familiares. Se espera que aproximadamente 350 familias de pequeños agricultores se beneficien directamente de los componentes relacionados con la producción agrícola, Además los otros componentes del proyecto beneficiarán a casi toda la población rural de 40 comunidades de los Departamentos de Cortés y Atlántida.