Se encuentra usted aquí

Construcción de pozo de agua potable para las obras sociales claretianas en la Rivera Hernández, San Pedro Sula, Honduras

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF
País: 
Honduras
Lugar: 
Colonia de Asentamientos Humanos o Colonia Padre Claret, Sector de la Rivera Hernández, un barrio suburbial de San Pedro Sula, Honduras
Coste: 
4.500,00€
Estado del proyecto: 
Ejecutado
Cofinanciadores: 
Fundación PROCLADE
Plataforma Colabora+ (www.colaboramas.org)
Summa Humanitate
Año inicio: 
2013
Año fin: 
2014

Descripción del proyecto:

Este proyecto ha consistido en la construcción de un pozo de agua y el tanque de almacenamiento así como  canalización a las instalaciones desde las que se prestan diversos servicios sociales en la zona.

 La obra llevada ha consistido en:

- Un pozo de 55 pies de profundidad, que genera 20 galones por minuto.

- Un tanque sobre una torreta con una capacidad de 6. 000 litros de agua para almacenar agua y paliar la falta de agua corriente.

Justificación del proyecto:

Este proyecto ha respondido a la necesidad de asegurar el servicio de agua permanente en las instalaciones de las obras sociales, que día a día y de tiempo en tiempo, se van quedando con menos agua para el servicio de los proyectos en ejecución.

La realidad anterior era que tenían un pozo cisterna inferior, que se alimentaba con el agua de la calle, el cual se debía inyectar con luz para abastecer de agua todas las instalaciones; esta cisterna se encendía dos veces al día para almacenar agua en las vasijas, y poder cocinar, bañarse, limpiar y utilizar los sanitarios tanto de niños como de adultos.

Esta situación dificultaba el servicio cotidiano que se ofrece a los beneficiarios. Cuando no había luz, cuando era tiempo de verano, o el tiempo de verano se extiendía, y las lluvias no caían de manera temprana o frecuente, se limitaba la cantidad de agua para las obras sociales.

La escasez de agua, impedía que se bañasen los niños, dificultaba la limpieza adecuada de los sanitarios y el abastecimiento de la cocina, y hacía necesario limitar el consumo aun habiendo niños pequeños y azotando el calor.

El proyecto se ha ejecutado en un lugar con un contexto de pobreza extrema, con tasas altas de desempleo, de salud vulnerable, una educación de nivel muy bajo en referencia a otros sectores, y un alto índice de violencia que paralizaba la esperanza de un desarrollo social y en el que se violaban derechos humanos básicos de las personas.

Todas las obras claretianas (dispensario de salud, guardería, panadería, centro cívico multiusos, parroquia ...) se beneficiarán del agua potable que abastece el nuevo pozo almacenado en el tanque.