Se encuentra usted aquí

EQUIPO DE PROMOTORES DE SALUD Y COMADRONAS EN 45 COMUNIDADES Q'EQCHI

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF
País: 
Guatemala
Lugar: 
45 Aldeas de Livingston, Dpto. de Izabal
Contraparte: 
Misioneros Claretianos de Guatemala
Coste: 
43.250,50€
Estado del proyecto: 
Ejecutado
Cofinanciadores: 
Contraparte Local y beneficiarios
Diputación de Ciudad Real
Fundación PROCLADE
Año inicio: 
2011
Año fin: 
2012

AUMENTADA LA COBERTURA Y LA CALIDAD DE LA SALUD MEDIANTE LA CAPACITACIÓN, ORGANIZACIÓN E IMPLEMENTACIÓN DE UN EQUIPO DE PROMOTORES DE SALUD Y COMADRONAS EN 45 COMUNIDADES INDÍGENAS DE LA ETNIA Q’EQCHI DEL MUNICIPIO DE LIVINGSTON, GUATEMALA.

El proyecto ha pretendido contribuir a mejorar la cobertura y la calidad de la salud mediante la capacitación, organización e implementación de un equipo de promotores de salud y comadronas en 45 aldeas indígenas de la etnia Q’eqchi del departamento de Livingston, situado en el norte del país y único de toda Guatemala bañado por las costas del océano Atlántico. La contraparte local gestiona desde hace más de diez años una Pastoral de la Salud en la que está integrada una red de promotores de salud y comadronas con escasa formación. Esta Pastoral de la Salud dispone de una red de botiquines comunitarios con ventas de medicinas a bajo costo y una programación de jornadas médicas especializadas periódicas coordinadas con profesionales de hospitales de las zonas urbanas del país, pero éstas se realizaban con muy poca periodicidad, lo que hacía que las consultas por temas relacionados por la atención primaria se masificasen y no pudieran recibir la atención necesaria por paciente. Además, las zonas habitadas por comunidades indígenas seguían siendo las más deprimidas del país y las que menos ayudas recibían por parte de la administración.

Este proyecto ha posibilitado la capacitación de ciento treinta (130) promotores de salud y comadronas con el objetivo de que pasen a formar parte activa de la red voluntaria de servicio dentro de la Pastoral de la Salud gestionada por los Misioneros Claretianos. Las capacitaciones han consistido en 19 talleres impartidos en castellano y lengua Q’eqchi; los materiales educativos se han traducido a la lengua de esta etnia indígena, facilitando así la comprensión de los mismos por parte de los beneficiarios. Ha sido posible que los capacitados entrasen, una vez terminados los talleres, en un proceso de capacitación permanente periódico.

Aparte de los materiales didácticos y los talleres teóricos impartidos, los beneficiarios han recibido una formación práctica sobre primeros auxilios y cómo hacer el traslado de enfermos hasta el hospital más próximo.