Se encuentra usted aquí

Acceso a agua potable y formación en salud preventiva y organización comunitaria de mujeres en Fray Bartolomé de las Casas, Alta Verapaz

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF
País: 
Guatemala
Lugar: 
Municipio de Fray Bartolomé, Departamento de Alta Verapaz
Contraparte: 
Sagrada Tierra Loq' Laj Ch' Och'
Coste: 
53.535,32€
Estado del proyecto: 
Ejecutado
Cofinanciadores: 
Diputación Provincial de Zaragoza
Ayuntamiento de Puertollano
Fundación PROCLADE
Contraparte local
Comunidad Local
Año inicio: 
2018
Año fin: 
2019

El proyecto mejoró la calidad de vida de la población beneficiaria al poder acceder a agua segura-potable mediante la dotación de 34 sistemas adecuados de purificación del agua para consumo humano (Ecofiltros potabilizadores) para las 32 familias vulnerables con 6 miembros cada una y para las 2 Escuelas de las 2 comunidades a las que benefició este proyecto, lo cual incidió positivamente en la reducción de enfermedades e infecciones asociadas a la deficiente calidad del recurso hídrico. Además, el proyecto formó a un total de 80 mujeres, de forma que puedieron aumentar sus conocimientos y pudieron replicarlos, sobre temas como el uso correcto del agua, higiene y nutrición y manipulación de alimentos; así como de salud preventiva, violencia intrafamiliar, salud sexual y reproductiva, y sobre Derechos Humanos de las mujeres indígenas-autoestima. Todo ello con el fin de aumentar su capacidad de liderazgo y proyectándolo al ámbito comunitario y familiar para la defensa de sus derechos a nivel físico y mental. De esta forma se incidió en las desiguales relaciones de poder existentes y se contribuyó a un desarrollo comunitario y local más equitativo. Estas mujeres capacitadas (dotadas de metodología y material didáctico) replicaron lo aprendido a un total de 102 mujeres más de la comunidad, lo que dió un total de 216 mujeres fortalecidas en sus conocimientos y capacidades cuyo cometido también fue a medio plazo capacitar a otros grupos de mujeres de otras comunidades cercanas. Por todo ello, este proyecto dotó de agua potable a 32 familias y 2 escuelas, y formó a un grupo considerable de mujeres que fueron formadoras a su vez de otras mujeres lo cual permitió ir expandiendo la educación y prevención en las comunidades cercanas a medio plazo. Este proyecto persiguió, por tanto, formar a personas que sean multiplicadoras de la formación en las organizaciones comunitarias locales, lo que les permitió incidir en procesos de desarrollo futuro a distintos niveles: productivo-sostenible, educativo… Finalmente, a través del proyecto se elaboraró y se puso a disposición de las personas capacitadas materiales que les sirvieron de referencia futura.