Se encuentra usted aquí

CENTRO DE FORMACIÓN COMUNITARIO EN MACAS

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF
País: 
Ecuador
Lugar: 
Macas. Departamento Morona Santiago
Contraparte: 
Asociación de Trabajadores "ATASIM"
Coste: 
85.479,00€
Estado del proyecto: 
Ejecutado
Cofinanciadores: 
Asociación de Trabajadores "ATASIM"
Ayuntamiento de Zaragoza
Fundación PROCLADE
Año inicio: 
2008
Año fin: 
2010

CONSTRUCCIÓN Y EQUIPAMIENTO DEL CENTRO DE FORMACIÓN COMUNITARIO EN LA CIUDAD DE MACAS

Breve descripción del proyecto.

Con el proyecto se ha construido y equipado un Centro de Formación Comunitario que sirve para desarrollar cursos-talleres de corta duración dirigida la población de la región de Macas, ubicada en el Municipio de Morona, Provincia amazónica de Morona Santiago, Ecuador. Actualmente las actividades formativas se realizaban en lugares con grandes limitaciones físicas.

Se ha atendido a más de 200 beneficiarias anuales en los programas de formación microempresarial, microcréditos, salud sexual reproductiva, prevención de violencia, educación ambiental, entrega de medicamentos y producción de audiovisuales comunitarios

Justificación del Proyecto.

El proyecto ha ido dirigido a mujeres pobres urbanas y rurales. El deterioro del nivel de vida de las familias rurales y la falta de oportunidades de empleo digno, son las necesidades centrales y comunes a los grupos elegidos.

Existen dificultades para acceder a la formación, al crédito y a la asistencia técnica. El deterioro social es producto de la poca eficiencia en el manejo de las pequeñas unidades microempresariales familiares, especialmente a partir de la limitada diversificación de las mismas.

Al lado de la crisis económica y la falta de acceso a ayudas externas, se suma la falta de atención adecuada al sector microempresarial que afecta especialmente a las mujeres. El territorio es rico de experiencias asociativas, de instituciones culturales, de experiencias comunitarias, de instancias de representación formal e informal de las categorías sociales y económicas.

Lo que se necesita es impartir cursos de capacitación económica que permitan a estas mujeres microempresarias gestionar adecuadamente sus pequeñas unidades productivas y que esto les permita no solo reembolsar el microcrédito obtenido sino el poder sacar adelante con dignidad a sus familias.