Se encuentra usted aquí

DOTAR AL DISPENSARIO DEL EQUIPAMIENTO SANITARIO NECESARIO PARA LA PUESTA EN MARCHA DE LA MATERNIDAD Y EL LABORATORIO, MUNICIPIO DE N’SELE, KINSHASA

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF
País: 
Congo (Kinshasa)
Lugar: 
Barrio de Mpasa IV, Municipio de N'sele
Contraparte: 
Misioneras Claretianas de Congo
Coste: 
59.014,88€
Estado del proyecto: 
Ejecutado
Cofinanciadores: 
Ayuntamiento de Zaragoza
Comunidad local
Contraprte local
Fundación PROCLADE
Año inicio: 
2015
Año fin: 
2017

La presente propuesta se enmarcaba dentro de un programa de desarrollo multisectorial que se componia de 3 fases, cuyo objetivo buscaba mejorar la situación educativa y social de la población del Barrio de Mpasa IV, situado en la periferia de Kinshasa, la capital de la Rep Dem del Congo donde el socio local lleva trabajando desde 1993.

El proyecto ejecutado ha contribuido a mejorar la cobertura, la calidad y la oferta sanitaria, especialmente la dirigida a mujeres e infancia, mediante la compra de equipamiento sanitario (medicinas y equipos laboratorio) para la puesta en marcha de la maternidad y el laboratorio del dispensario-maternidad en el barrio de Mpasa IV, situado en el municipio de N’sele. El dispensario ha sido construido con fondos de la AACID (Agencia Andaluza de Cooperación Internacional al Desarrollo).

Con los fondos aportados por la AACID (Agencia Andaluza de Cooperación Internacional de Desarrollo), gestionados por PROCLADE Bética se completo la construcción y la compra de equipos basicos de maternidad y laboratorio como camas, incubadoras, microscopios, armarios,….. Pero el Dispensario no podia atender partos si no se equipaba este con insumos sanitarios: gasas, hilo para suturas, pruebas de embarazo,…. Así mismo era vital disponer de un laboratorio en el que poder hacer análisis de sangre para poder diagnosticar y tratar las enfermedades.

Uno de los principales problemas de la población congoleña que vive en las zonas rurales y en los extrarradios de las ciudades es el deficiente acceso a los servicios sanitario lo que supone que no pudan hace refectivo uno de los derechos fundamentales de todo ser humano: el acceso a la salud.

Dicha problemática es la que se diagnosticó también en la zona del proyecto donde la atención sanitaria en el barrio de Mpasa IV estaba bastante descuidada por la falta de servicios sanitarios básicos. Se dispone de un Hospital público a más de 8 km y de un dispensario a unos 5 km los cuales se caracterizan por carecer de medicamentos, suministros esenciales y por el alto coste de las consultas.

Esta problemática afectaba de una manera fundamental a las mujeres de la zona, que no tienen acceso a una atención médica especializada, especialmente en todo lo que rodea a la maternidad, lo que hace que muchas de estas mujeres se vieran obligadas a dar a luz en casa bajo supervisión de personas sin conocimientos médicos lo que suponía un alto índice de mortalidad materna y neonatal.

El proyecto ejecutado esta beneficiando de manera directa aproximadamente a unas 3.940 personas (3.000 mujeres y 940 hombres) al año, especialmente a las mujeres les esta permitiendo tener una atención medica durante el parto y el periodo perinatal, lo que esta teniendo un impacto directo sobre la reducción de la mortalidad materna y sobre la supervivencia de los recién nacidos en la zona.

Por otro lado el dispensario dispone de un laboratorio que permitire realizar análisis diagnósticos, incluido pruebas diagnósticas de VIH/SIDA lo que etsa facilitando la prevención de enfermedades infecto-contagiosa y el diagnóstico precoz de enfermedades.

En el dispensario-maternidad, paralelamente a la labor puramente clínica, se prestan servicios de prevención en salud reproductiva y educación materna destinados a las madres y niños del colegio que se encuentran en las proximidades y que proporciona educación primaria y secundaria.

Para la adquisición, transporte, compra e instalación de las medicinas e insumos para la maternidad y laboratorio han sido necesarios 12 meses.

La contraparte local ha puesto a disposición del proyecto una persona a tiempo parcial que ha sido la encargada de supervisar la adquisición, transporte e instalación de las medicinas y de llevar la contabilidad del mismo. El terreno para la construcción de las instalaciones pertenece a la contraparte local. Las familias de los beneficiarios han colaborado en la descarga y traslado de las medicinas a sus correspondientes salas.