Se encuentra usted aquí

CENTRO PEDIÁTRICO DE KIMBONDO. AMPLIACIÓN. CONSTRUCCIÓN DE PABELLÓN PARA TERMINALES DE SIDA. POZO DE AGUA POTABLE

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF
País: 
Congo (Kinshasa)
Lugar: 
Kinbondo. Kinshasa
Contraparte: 
PROCLADE Congo
Coste: 
100.000,00€
Estado del proyecto: 
Ejecutado
Cofinanciadores: 
Beneficiarios y Contraparte Local
Verbena Claret 2000
Comunidad Santo Tomás de Madrid
Misioneros Claretianos (Misiones Claretianas)
Fundación Proclade
Año inicio: 
2000
Año fin: 
2005


 

“El proyecto surge el año de 1982 debido a la desnutrición y exceso de enfermedades infantiles en el área de Kinshasa; con el tiempo, debido a los desplazados de guerra y de ocupación que actualmente tienen los rebeldes; al extremo de no sólo dar atención médica a los niños, sino, también a los adultos que no tienen medios para pagar la consultación. Todas estas personas vienen de la periferia de la ciudad capital.

Gracias a la ayuda de ONG y personas extranjeras como Kaul Foullaulau, Manos Unidas, Diócesis de Siena y Prossetto, la Embajada de España, se ha logrado construir tres módulos y algunos lugares techados para dar una mejor atención médica. El proyecto actual surge delante de una urgencia muy fuerte, como es el poder acoger a los enfermos que están en etapa terminal, de Sida, tuberculosis y desnutridos en tercer grado, que no tienen lugar donde pasar sus últimos días de vida; también se está creando el banco de sangre, debido a que las instituciones que hasta ahora nos han ayudado no tienen la capacidad para acoger nuestros enfermos y por temor a la contaminación.

Esperamos levantar la moral de un pueblo que no se siente valorado en su dignidad de persona y que tiene necesidad de sentirse acogido dentro de sus males y enfermedades. Entre lo que se ha logrado, se puede decir que muchos niños han logrado superar su desnutrición, han regresado a sus hogares y se les lleva seguimiento y control cada cierto tiempo; otros van superando y se van manteniendo en sus enfermedades terminales, logrando mucha mejoría con el cambio de alimentación y cuidado que se les da internamente. Algunos niños con Sida que han obtenido una gran mejoría se les ha pedido a sus padres el acogerles y que lleven un seguimiento externo, pues nuestro centro asistencial no tiene la capacidad suficiente para acoger a los niños por mucho tiempo. Ellos siguen el cuidado interno con la presencia de sus madres o abuelas o algún familiar que aprende a realizar bien el cuidado de ellos”

"Tenemos niños en tercer grado de desnutrición; junto a ello el problema de la alimentación y enfermedades como la tuberculosis y el SIDA. Son muchos los que llegan cada día a la Pediatría y no tenemos el modo de ayudarles a nivel de agua potable y la higiene que necesitan para evitar contagios mayores. Cada día tenemos que comprar el agua que nos cuesta un ojo de la cara. En estos momentos estamos tratando de hacer un estudio sobre las posibilidades de obtener el agua por medio de un pozo que se pueda hacer en los terrenos de la Peditatría" (Hugo Ríos, cmf)