Se encuentra usted aquí

COOPERATIVA "MOLINO DE ARCO IRIS" EN ODZAK

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF
País: 
Bosnia Herzegovina
Lugar: 
Odzak, norte de Bih
Contraparte: 
Cooperativa "Molino de Arco Iris"
Coste: 
228.384,60€
Estado del proyecto: 
Ejecutado
Cofinanciadores: 
Beneficiarios: Miembros de la Cooperativa
Hermanas Franciscanas Misioneras de María
Misioneros Claretianos (Misiones Claretianas)
Diputación de Segovia
Fundación Proclade
Año inicio: 
2000
Año fin: 
2000

Este proyecto ha consistido en la compra de un terreno para explotación agrícola de una cooperativa, que inicialmente ha contado con 10 familias-miembros que son los beneficiarios directos de este proyecto. Se pretende mejorar la calidad de vida de estas personas dándoles una ocupación, que les permitirá ser independientes de la ayuda humanitaria proporcionándoles una generación de ingresos y la dieta alimentaria básica.

Para la puesta en marcha del proyecto, se constituyeron en cooperativa 10 personas (8 hombres y 2 mujeres) De estas 10 personas, 4 son musulmanes y 6 católicos, y todos tienen una familia a su cargo. Poseen experiencia de trabajo en común. Está prevista la incorporación inmediata de otras personas a la explotación del molino y del terreno.

“Odzak esta situado a unos 250 KM al NE de Sarajevo, capital de Bih. Es una pequeña población a 2 Km. del límite del territorio servio de Bih y a pocos Km. de la frontera con Croacia. Tiene una población aproximada de 15.000 habitantes, compuesta en un 70% por bosnios 24% croatas y 6% serbios. Los medios de subsistencia de sus habitantes son escasos; viven de la ayuda internacional. Algunas familias viven en el campo, tienen huertos propios, lo que les permite atenuar su precaria situación; pero los que viven en el pueblo carecen de dicha posibilidad. A través del Ayuntamiento de Odzak, la ayuda internacional ha facilitado a unas pocas familias la reparación de sus casas, pero dicha ayuda no ha alcanzado a la mayor parte de la población.

Antes del conflicto, la región era rica no sólo por la fertilidad de sus tierras, sino también gracias a las numerosas fábricas y talleres que daban empleo a buen número de sus habitantes también existía un molino que era de gran utilidad. Todos los talleres y fábricas así como el molino fueron destruidos durante la guerra, sin que hoy día se haya reconstruido ninguno. La situación sanitaria también se ha agravado, al verse privados del hospital existente, hoy reducido a un simple dispensario situado en la parte menos destruida del edificio. La atención sanitaria que supera los primeros auxilios, se ve forzosamente desviada a Croacia (Slavonski-Brod). Otra carencia es la educativa puesta de manifiesto por falta de profesorado, su baja calificación y la insuficiencia de material escolar.”

(Contraparte local)