Se encuentra usted aquí

SER SOLIDARIO, SER HUMANO

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF

¿Cómo surgió el Día Internacional de la Solidaridad? Se proclamó el 31 de agosto por ser el aniversario de la fundación del movimiento internacional “Solidaridad”, dirigido por el legendario Lech Walesa, Premio Nobel de la Paz.

El objetivo de los Días Internacionales y mundiales es dar visibilidad a ciertas problemáticas o, en este caso, llamar la atención a todos los pueblos del mundo a trabajar la solidaridad como valor fundamental en las relaciones entre los individuos, los pueblos y las naciones. En la Declaración del 31 de agosto como Día Internacional de la Solidaridad, las Naciones Unidades recuerdan que la solidaridad no sólo es un requisito moral, sino que también es una condición previa necesaria para que las políticas de los países y pueblos sean eficaces. La solidaridad es una garantía de la paz mundial.

Creemos que los días importantes merecen una celebración y, siendo el día de la solidaridad, ¿qué mejor manera que regalando y compartiendo? ¿Qué regalos puedes hacer el día de la solidaridad? Aquí va nuestra lista, aunque otras ideas siempre serán bienvenidas:

  • Regala tu tiempo a un amigo, familiar o… a una persona desconocida. Quítate los cascos al esperar el autobús e intenta entablar conversación con la persona que tengas al lado. ¿Cuesta romper la burbuja individual en la que estamos todos metidos, no? Observa a tu alrededor y mira dónde puedes echar una mano.
  • Haz un donativo: en una iglesia, a una ONG, etc…
  • ¡¡Da un paseo o haz alguna actividad al aire libre!! Para ser solidario, hace falta serlo también con el medio ambiente. Una buena manera de serlo, es pasar algo de tu tiempo libre sin gastar recursos naturales. ¿Has pensado la de horas que pasamos al día metidos entre cuatro paredes? ¿Cuánto tiempo pasas en contacto con la naturaleza? Reflexiona... y ¡sal fuera! 
  • Compra productos de Comercio Justo. Haki, el gran abanderado del comercio justo de PROCLADE, nos recuerda la importancia de consumir productos de Comercio Justo puesto que es valorar el tiempo y esfuerzo de las personas. Comprando comercio justo, sabemos , entre otras cosas, que las personas que han fabricado esos productos han recibido un sueldo digno y han trabajado en condiciones adecuadas (además, se ha respetado el medio ambiente).
  • Hazte padrino/madrina. Aquí, podrás leer en qué consiste si todavía no lo sabes. ¿Ya eres padrino/madrina? Entonces… ¡convence a un amigo o conocido de que se una al club! 

 

Español