Se encuentra usted aquí

PROYECTOS QUE CAMBIAN VIDAS

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF

Los proyectos de desarrollo cambian realidades concretas, en lugares concretas y de personas concretas. Son proyectos que cambian vidas. Aquí algunos de los proyectos que hemos puesto en marcha recientemente con la mirada puesta en seguir construyendo un mundo donde todas las personas tengamos una vida digna.

La educación como camino

En la zona de Makoko, en Tanzania, el futuro pasa por la mejora de la escuela Bakhita, con el objetivo de que cada vez más niños y niñas puedan acceder a la escuela primaria y así dar continuidad a sus estudios. Actualmente la escuela cuenta con 13 aulas para 671 alumnos, pero todavía son muchos los que se tienen que quedar fuera por falta de espacio.  A esto se suma que no tienen una biblioteca donde estudiar y hacer consultas y que apenas disponen de tres viejos aseos para niños y tres para niñas, lo que provoca largas colas y problemas de higiene.

Con este proyecto, apoyado por los Ayuntamientos de Oviedo y Langreo, se quiere ampliar las instalaciones educativas mediante la construcción y equipamiento de dos aulas más, una biblioteca donde leer y estudiar y dos bloques de aseos. Una construcción para la que se cuenta con la ayuda de la contraparte local.

Alimentando el futuro

En Guatemala, son los Ayuntamientos de Segovia y Gijón los que ayudarán a las familias de diez comunidades del municipio de Livingston a ampliar sus conocimientos en torno a cultivos agroecológicos con el objetivo de alcanzar una soberanía alimentaria que les permita salir adelante y llevar una vida digna. Se trata de la segunda fase de un proyecto con la que se quiere crear grupos de interés organizados sobre soberanía alimentaria, realizar talleres de producción agropecuaria y conservación de recursos naturales, desarrollar formaciones de sistemas agroforestales…

El agua que da vida

La falta de agua subterránea es un gran problema en la zona de Sahari, en la India. Su suelo rocoso y pedregoso provoca que durante la época de lluvias se absorba menos agua. Por ello, con este proyecto financiado por la Diputación de Valencia y Fundación Bancaja queremos crear un sistema de recogida de agua de lluvias con un tanque recolector subterráneo con capacidad para casi 2 millones de litros. Una infraestructura que permitirá tener agua suficiente y libre de contaminación para atender las necesidades de la comunidad local durante los tres meses de la estación seca. 

Español