Se encuentra usted aquí

ECUADOR: AHORA QUEREMOS RECONSTRUIR SU FUTURO

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF

 

Después de seis meses de acompañamiento a la comunidad de Chamanga tras el terremoto del pasado 16 de abril, a mediados de noviembre los voluntarios de la Parroquia San Juan XXIII hicieron una novena y última visita para entregar ayudas de primera necesidad, fundamentalmente alimentos, a familias que siguen sin vivienda y sin poder reactivar su economía.

En esta ocasión, se visitó el recinto del Limonar, donde se compartió una Eucaristía y se entregaron 50 kits de alimentación a familias que se encuentran en situación de pobreza y desempleo. Entrega similar la que se hizo al albergue administrado por las hermanas del Divino Rostro. Arroz, frijoles, lentejas, sal, azúcar, aceite, atún sardinas, leche, harina, detergente… fueron algunos de los productos entregados. 

Cierre de la primera fase de la emergencia

Con esta novena entrega se cierra la primera fase de esta emergencia. Durante más de medio año hemos trabajado de manera conjunta con los Misioneros Claretianos de Ecuador para hacer llegar a las personas afectadas por el temblor las ayudas de primera necesidad. Así, junto a los alimentos básicos, nos hemos centrado en mejorar sus condiciones de vida en los albergues. Para ello, les hemos entregado carpas para que pudieran ubicar sus comedores, cocinas y dormitorios comunitarios. También se han comprado mesas, sillas, colchoneras, ollas, platos refrigeradoras, licuadoras y estufas industriales, con el objetivo de facilitar la preparación de los alimentos. Y para los más pequeños, kits escolares y de juegos que les hicieran olvidar, al menos por unos minutos, la complicada situación que atreviesan sus familias. 

En todas estas visitas, los voluntarios también han tenido la oportunidad de conversar con las familias sobre sus necesidades, sueños, metas, esperanzas y sentimientos de gratitud hacia PROCLADE y los Misioneros Claretianos de Ecuador. Así enumeraron algunas de las necesidades que siguen teniendo en la zona:

- Un terreno para la construcción de una casa y los recursos necesarios para la edificación
- Ayuda para activación de la economía familiar hasta que se pueda volver a la pesa
- Servicios básicos y alimentación
- Protección de la infancia y reconstrucción de las escuelas, para poder brindar a los más pequeños una educación de calidad y normalizada.

Precisamente ahora la siguiente fase sería la reconstrucción de lo destruído por el temblor. En Fundación PROCLADE estamos a la espera que desde Ecuador nos expliquen cuáles son sus mayores necesidades para ponernos manos a la obra. Y para ello, seguimos necesitando tu ayuda. ¡Colabora!

-------

¡Ecuador sigue necesitando nuestra solidaridad! En esta nueva fase de reconstrucción de la escuela, Fundación PROCLADE seguirá canalizando las ayudas que recibamos en nuestra cuenta: ES77 0049-3283-56-2015006031 (Banco Santander). Para el certificado de donantes, enviadnos vuestro nombre y apellidos, DNI y dirección a gestion@fundacionproclade.org.

Consulta aquí todas las noticias sobre la Emergencia Ecuador

Español