Se encuentra usted aquí

PRIMERAS SEMANAS TRAS EL TIFÓN

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF

Poco después del super Tifón Yolanda, que literalmente destrozó todo a su paso en Filipinas, nos llegaron las primeras noticias de nuestros socios locales. Entre los misioneros y colaboradores locales no hubo víctimas mortales. De los lugares en los que estamos presentes resultó especialmente afectada la zona de Ormoc: los misioneros claretianos tenemos allí el Noviciado. Los claretianos se refugiaron en el primer piso del edificio, pues el techo del segundo había volado, también el de dos de las cuatro casas adyacentes. La capilla, en la que los vecinos de la zona encontraron refugio, estaba intacta. Todas las casas de las gentes del lugar habían sido destruidas. Estaban sin luz ni alimentos, pero con agua potable. La gente de la zona necesitaba alimentos, ropa y refugio, y los nuestros les atendieron y canalizaron las primeras ayudas.

Desde los primeros días, nuestra oficina de Justicia, Paz y Solidaridad de la Procura de Misiones de Filipinas organizó las operaciones de ayuda. De todas partes del mundo empezó pronto a llegar apoyo moral y ayudas económicas y en especie: la Congregación de los Misioneros Claretianos se vuelca.

A través de los Claretianos se van extendiendo las ayudas y los suministros a toda la zona de la ciudad de Ormoc, Hasta el día 20 de noviembre no se pudo proporcionar ayuda alguna a los damnificados que residen en las aldeas de la montaña; Tampoco se habían podido hacer llegar bienes de primera necesidad a la gente que vive en Milagro y en los Barangays cercanos. Por fin, empezó a llegar la ayuda solicitada. Con la ayuda de los novicios, se organiza la recepción, traslado y reparto de los primeros 1.000 sacos de bienes de primera necesidad. En los días siguientes continuaron llegando ayudas y se organizó el reparto y traslado a todos los lugares posibles, llegando también a víctimas del tifón de otras zonas colindantes.

Por fin empezaban a llegar bienes de primera necesidad a las 2.500 familias afectadas de seis Barangays de la zona de Ormoc, pero eran insuficientes. El único medio de transporte disponible eran barcos de compañías privadas. Otras ayudas gubernamentales empezaron a llegar a otras áreas afectadas, transportadas por helicópteros.

Desde España, PROCLADE puso en marcha inmediatamente una Campaña de Emergencia que ha recaudado de momento casi 100.000 €, que ya han empezado a ser utilizados para bienes de primera necesidad por los Claretianos de Filipinas. La cuenta para donativos para la Emergencia es: 0049 3283 56 2015006031.

En la página web de la Provincia Claretiana de Filipinas (www.claretphilippines.com) se pueden encontrar noticias y fotos actualizadas.

Español