Se encuentra usted aquí

AGUA. FUENTE DE VIDA, FUENTE DE DESARROLLO

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF

Agua, ese elemento del que se dice que ningún ser vivo puede vivir sin él. Los seres humanos, claro está, no somos una excepción en esto.

Necesitamos el agua, nuestro cuerpo está conformado en más de un 60% de esta sustancia, por lo que vivir sin ella se convierte en algo imposible. Además, el agua está cargada de poder, lo vemos en muchas culturas y religiones donde el agua es fuente purificadora y sanadora.

Nuestro día a día está cargado de agua… una ducha, ir al baño, lavarse las manos, tomar un té, un café, lavar los platos… Además, todos los alimentos contienen agua, por lo que ésta también nos llega a través de cada comida que hacemos.

El agua está presente en toda la vida que conocemos y nutre con todo su poder a animales y plantas. Incluso, el Sol, lo reclama cada día evaporándolo, para luego devolverlo a la tierra en forma de lluvia.

Desafortunadamente no siempre el agua nos acompaña… y es que, aún hoy, miles de personas fallecen cada año por la ingesta de agua en mal estado, y las enfermedades que esto produce, o por no tener acceso a él. Quizás se podría pensar que esto se debe a las circunstancias meteorológicas extremas que presentan algunas regiones del planeta… pero…  lo cierto es que lo más habitual es que la falta de agua se deba a la contaminación de las fuentes existentes, a la intensificación de la agricultura y la ganadería, al incremento de actividades económicas en muchos casos contaminantes, y a la gran cantidad de aguas residuales no tratadas. Aunque, por supuesto, la falta de potabilizadoras o el acceso a fuentes de recolección y tratamiento de agua de lluvia tampoco ayuda a que el agua esté presente.

Ya la Asamblea General de Naciones Unidas, el 28 de julio de 2010, reconoció al agua potable y al saneamiento básico como un derecho humano esencial. Los ODS 2030 también lo tienen presente, y en concreto el ODS 6, “Garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos”,  se centra en él para poner de manifiesto que no todos somos iguales frente al líquido elemento.

En estos días, y habiéndose conmemorado el Día Mundial del Agua el 22 de marzo, queremos recordar algunos de los proyectos que desde Fundación PROCLADE llevamos a cabo en esta materia. En este sentido, por ejemplo, podemos hablar del proyecto que actualmente estamos desarrollando en el barrio de Kiembeni (extrarradio de Mombasa) en Kenia y con el que se está dotando al barrio y, en especial a la escuela infantil de la zona, de la infraestructura necesaria para un adecuado abastecimiento de agua potable o también el que se está ejecutando en Guatemala, exactamente en el Municipio de Fray Bartolomé de las Casas en Alta Verapaz, y que ha dotado a esta comunidad de sistemas adecuados de purificación de agua para consumo humano. También en la India hemos estado trabajando por mejorar el acceso al líquido elemento y, en concreto en Sahari, hemos llevado a cabo un proyecto para la construcción y equipamiento de un sistema de recogida de agua de lluvia para garantizar agua potable y agua para regadío para toda la comunidad.

Todos estos proyectos nacen del esfuerzo por conseguir que este bien vital para la vida sea accesible para aquellos que más lo necesitan, pero no debemos olvidar que en el mundo global en el que vivimos todos nuestros actos tienen efecto y que nosotros mismos tenemos y podemos hacer muchas cosas para no despilfarrar y hacer un uso responsable del agua.

No lo olvidemos. Cada gota de agua cuenta.

 

Francisco Carril

Director de Fundación PROCLADE

MªElena Val

Técnica de Comunicación y Sensibilización Fundación PROCLADE

Sin definir