Se encuentra usted aquí

PROCLADE INICIA EL COMERCIO JUSTO EN ARANDA

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF

NOTICIA PUBLICADA EN EL DIARIO DE BURGOS EL 25 DE SEPTIEMBRE DE 2007, en su sección de "SOLIDARIDAD"


PROCLADE COMIENZA SU VENTA SEMANAL DE PRODUCTOS DE COMERCIO JUSTO

La intención es que los consumidores opten por incluir estos artículos en su cesta diaria
I.M.L. / ARANDA


Los beneficios que se obtengan en este mercadillo se destinarán a los proyectos de colaboración con el desarrollo que esta fundación tiene repartidos por medio mundo.

La ONG Proclade, perteneciente a la fundación del mismo nombre, abría ayer una caseta de venta de artículos de comercio justo con la que quieren dar a conocer el puesto de venta semanal que permanecerá ubicado durante este curso en el Centro Juvenil Claret. En la caseta, que estará ubicada en la plaza del Trigo hasta el próximo día 30 de septiembre, en horario de 12 a 13 y de 18 a 20 horas, se podrá encontrar una pequeña muestra de los productos que se podrán adquirir en el mercadillo.

El objetivo que persiguen imponiendo una periodicidad semanal a esta iniciativa es crear un hábito de consumo de artículos de comercio justo. «El hecho de que sea permanente es porque queremos que se metan productos en la cesta de la compra, que si, por ejemplo, alguien de Aranda quiere comer chocolate, o café, o mermelada, o lo que sea, y ser solidario a la vez, lo pueda hacer durante todo el año», explica Juan José Palacios, claretiano y miembro de Proclade.

La diferencia entre estos productos y los que se pueden adquirir en cualquier comercio habitual residen en su calidad, debido a que las materias primas
proceden de lugares donde su cultivo es tradicional y respetuoso con el medio ambiente, y que no en su producción ni en su venta se realizan prácticas que perjudiquen a quien los elabora, aunque su precio es algo mayor. «El producto es muy bueno, porque las materias primas son las mejores y aunque es un poco más caro, sabemos que lo que consumimos y estamos colaborando para que los productores ganen lo justo, para que no hay explotación infantil y ese tipo de cosas», asegura Palacios.

A PEDIR DE BOCA

La venta semanal comenzará el próximo mes de octubre todos los martes de 17 a 19 horas en los salones del Centro Juvenil Claret, junto a la iglesia Corazón de María. Allí, los voluntarios de PROCLADE atenderán a todos los clientes que se acerquen a comprar algo que ya conocen, o simplemente por curiosidad. Los clientes podrán encontrar muchos productos de alimentación, como bebidas, chocolate en múltiples presentaciones y variedades, café, azúcar de caña, mermeladas o frutos secos, entre otras cosas.

Junto a esta oferta, la artesanía también tendrá su cabida en este mercadillo de comercio justo, cuyos beneficios irán a parar a la Fundación PROCLADE para que continúe realizando sus proyectos.

Español