Se encuentra usted aquí

SUDÁN DEL SUR: RELATIVAS BUENAS NOTICIAS

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF

Es viernes por la tarde y los musulmanes están orando. La llamada a la oración comienza a las 5,15 a.m. cada mañana, incluido los domingos, pero yo hace mucho que aprendí a percibir su canto como “música de fondo”. Ultimamente, se ha convertido en una tarea mucho más difícil porque la mezquita parece tener un amplificador mucho más potente (o alguien ha tomado el control y ha subido el volumen! Pues no es muy melódico que digamos).  Supongo que Alá se hace gustar en un tono más estridente. Espero que estén orando por la paz, incluso aunque su sonido no sea demasiado pacífico. Pienso que todos nosotros debemos continuar orando por la paz de Sudán del Sur, pero las cuentas del rosario, las ruedas de la oración, o lo que quiera que sea, se mueven de manera lenta. Parece que la paz todavía está por venir. Se están dando los primeros pasos para restablecer el gobierno de transición pero en medio de un clima de desconfianza e incertidumbre.

En nuestras residencias, donde estamos dando formación a profesores, enfermeros y matronas, hemos conseguido números record (108 personas en la formación de enfermería  y asistencia al parto en Wau  y 119 en la formación de profesorado en Yambio. En ambas residencias, hay estudiantes que han llegado de todo el país y son de diferentes tribus. En cada residencia (College), estamos creando unidad  y diversidad con mucho éxito, lo cual supone una futura plataforma  para conseguir la paz. Los estudiantes, venidos de diferentes regiones de Sudán del Sur,  además de las Montañas Nuba (étnicamente pertenecen al sur aunque, oficialmente, forman parte del norte), disfrutan viniendo juntos y ayudándose unos  a otros  en su meta común de llegar a ser buenos profesionales en las carreras que elijan. Eso nadie lo duda. Son buena noticias. Sin embargo, aunque el conflicto de las Montañas Nuba les da algo de publicidad, el Gobierno de Sudán  continúa, como lo lleva haciendo durante años, bombardeando a sus propios ciudadanos en esa región. Este asunto es especialmente serio en este momento cuando incluso los hospitales y los colegios están siendo su punto de mira, se han convertido en su blanco. Noticias totalmente devastadoras, exceptuando el heroico esfuerzo de algunos dedicados profesionales que continúan dando servicios en estos centros.

Con la ayuda de algunos generosísimos voluntarios, hemos llevado a cabo con éxito el servicio de los programas de formación docente en lugares más alejados, y, de esta forma, nuestros tutores viajan fuera durante 8 semanas, en lugar de hacerlo los estudiantes. Así que de esta manera hemos terminado los 4 años del programa de docencia en Agok con 67 graduados y en Rumbek con 27. Y hemos comenzado nuestro primer año del programa de formación en la lejana Old Fangak en el Estado de Jonglei con 85 ansiosos estudiantes. Estas son, sin duda, muy buenas noticias.

Debido a una acción de división del gobierno, y  una auténtica locura económica, se tomó la decisión de crear 28 Estados en lugar de 10. Nadie en el Gobierno parece haber pensado lo que esta decisión supondrá, con 28 Gobernadores y legislaciones estatales a los que apoyar, en vez de a 10. La actitud, aparentemente nacida por la extraordinaria generosidad de otras naciones de apoyo, parece ser algo como “Oh, bueno, alguien va a darnos financiación”. Pero la verdad es que muchos países  donantes generosos son cada vez más cautelosos a la hora de dar ayudas directas a un gobierno que tomas las decisiones de forma tan caótica.

En esta época el año pasado, la moneda al cambio estaba en SSP 5 por USD 1. A principios de este año estaba en 18. Después, aumentó rápidamente a 43 pero se ha asentado, aproximadamente, en SSP 37 por USD 1. La relativa buena noticia es en las dos últimas semanas se ha estabilizado algo. Pero quién sabe por qué o por cuánto tiempo. La mayor parte de nuestros ingresos son en dólares pero nunca podemos estar seguros si podemos sacar nuestros propios dólares del banco cuando nosotros queramos. Una de las cuestiones más complicadas de este momento es la situación de la gente. Mucha gente pasa hambre. Algunos ahora mismo sólo pueden comer una vez al día. Le ofrecí unas galletas a un hombre joven al que conozco desde hace más de 6 años. Me dijo que no había comido en 2 días. Se negó a coger mis galletas porque, como me dijo, eso sólo despertaría su hambre. Sí aceptó agua.

Incluso algunas personas que en su momento tuvieron relativamente buenos salarios están percibiendo la falta de poder a la hora de comprar. Lo que una vez se consideró un buen salario, SSP 3,000 al mes (al cambio unos USD600 al mes), ahora vale menos de USD100 al mes. Con SSP 3,000 podías comprar 300 botes de mermelada. Ahora con ese mismo dinero sólo puedes comprar 30 (si realmente te encanta la mermelada!). Incluso los “grandes hombres” se están encontrando  con dificultades ya que el Gobierno no tiene dinero para aumentar lo salarios. De hecho, algunos empleados del propio Gobierno, llevan sin recibir su salario completo durante varios meses. Sin embargo, ha habido protestas no violentas (también son relativas buenas noticias). La capacidad que tiene la gente de sobrevivir  en tan difíciles circunstancias es realmente notable. Algunos hablan de volver al pueblo  a trabajar en sus jardines. Nosotros ayudamos a nuestros vecinos más necesitados pero es difícil no crear un punto de atracción: prestar ayuda atrae a otros en busca de ayuda. Es un desafío. Rezamos porque el Gobierno de transición se forme pronto  y que haya tiempos mejores para las personas que vengan después.

Br Bill

Español