Se encuentra usted aquí

EL FUTURO DE HAITÍ DEPENDE DE LAS ONGS

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF

EL FUTURO DE HAITÍ DEPENDE DE LAS ONGS

La reconstrucción del país será una tarea que llevará años, por ello las campañas de sensibilización que se lleven a cabo por parte de las ONGs y las acciones que desempeñen en el terreno serán la clave para el desarrollo del país

Haití, ese gran desconocido hasta la semana pasada

Desde la semana pasada Haití ha saltado a la portada de todos los medios de comunicación internacionales por la crudeza de la catástrofe, pero antes de que sucediera el seísmo la sangrante realidad de Haití era una gran desconocida. Su situación antes del terremoto ya era muy crítica, el 75% de la población haitiana no tenía acceso a agua potable y el 56% vivía por debajo de la pobreza absoluta.

Los principales causantes de la situación previa que ya tenían en Haití, han sido los sucesivos gobiernos corruptos que han ido pasando por la isla, desde que se independizara en 1844 del resto de isla La Española, hoy República Dominicana. Los políticos que han ido sucediéndose han hecho un continúo expolio, explotación y abandono del país, viéndose obligada la ONU en el año 2004 a mandar a los Cascos Azules y asumiendo el poder del país por parte del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Todos esto ha llevado a Haití a los puestos más bajos de desarrollo humano, sólo por delante de países como Guinea, Gambia, Bagladesh o Etiopía, y a tener una renta per cápita de 520 dólares, cuando su país vecino posee una renta de 5.122 (para que nos hagamos una idea, España posee una renta de 35.331 dólares). El resto de datos que posee también son extremadamente preocupantes, el analfabetismo ronda el 39%, el 2'2% de población tiene el VIH y casi el 50% de los niños de encuentran sin escolarizar.

El papel de las ONG's en Haití

Ante la magnitud de la crudeza del seísmo sufrido en Haití, la respuesta mundial ha sido muy rápida, en menos de 24 horas tras la emergencia las fuerzas internacionales de toda índole consiguieron movilizar recursos e incluso cooperantes internacionales pudieron llegar al país, hecho que por desgracia no es nada habitual en los desastres humanitarios acontecidos previamente, como señala Francisco Rey Marco, codirector del Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria.

Según Rey Marco, hay que tener especial cuidado en la acción que los Estados están teniendo en el país y no cometer errores del pasado. Por ello recomienda que no exista una excesiva militarización en las tareas de ayuda, “se deben potenciar los medios civiles, tanto organismos internacionales como ONGs, y no despreciar a los medios locales que se deben incorporar a las acciones desde el principio, y dejar a los militares las tareas, por ejemplo, de desescombro, pero las necesidades de la población como son el reparto de suministros, etc. han de estar a cargo de los actores civiles”

Las Organizaciones No Gubernamentales tienen un papel imprescindible en la reconstrucción del país en los próximos años. Y es importante destacar este hecho. En los últimos días se han sucedido campañas de movilización para ayudar al pueblo haitiano, y aunque en un principio el dinero recaudado se destina a las necesidades ligadas con la vida, como son la alimentación, el cobijo, la sanidad o la higiene, es imposible gastarlos en unas pocas semanas, así que esos fondos se canalizan para que duren años. Hecho muy positivo como comenta Francisco Rey Marco “Esos fondos sirven para llevar a cabo una rehabilitación que combata las causas profundas de vulnerabilidad que agravan el desastre y que no sea una vuelta a una “normalidad” de miseria y exclusión”.

Fotografia de UNOtro hecho que recalca el codirector del Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria, es lo que llama “el efecto paracaidismo” humanitario. Se trata de organizaciones que no tienen presencia previa en el terreno antes de que ocurra una emergencia, pudiendo llegar incluso a entorpecer el trabajo en las primeras horas que son tan importantes. “Si los medios no están previamente en el país o llegan en 24-36 horas, son inútiles y, pese a la gran visibilidad que tienen y a lo “queridos” que son por muchos donantes y algunas ONG con poca experiencia, su eficacia es muy baja” señala Francisco Rey Marco.

El papel de las ONGS es primordial en el futuro de Haití, sobretodo serán imprescindibles las campañas de sensibilización que lleven a cabo, para que por ejemplo, conozcamos que ésta no es la primera crisis de gran magnitud que vive el país, o para que movilicen a la sociedad y consigan presionar al Fondo Monetario Internacional para que cambie sus políticas respecto a Haití.

(Noticia elaborada a partir de la entrevista a Francisco Rey Marco, codirector del Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria, publicada en Canal Solidario.)

Español
Etiquetas: