Se encuentra usted aquí

ESTE VERANO, REFRÉSCATE CON COMERCIO JUSTO

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF

El calor aprieta y pensamos ya en refrescos, aperitivos, playas y piscinas...  Para disfrutar de estos meses estivales sin renunciar al consumo responsable, la Coordinadora Estatal de Comercio Justo nos sugiere varios productos para refrescarnos en esta temporada:

- Refrescos, zumos y cervezas: Hay una gran variedad de zumos de frutas (banana, mango, papaya, naranja…). Son naturales y proceden de frutas cultivadas de manera ecológica. También puedes optar por refrescos como la biocola, una bebida de cola de Comercio Justo y ecológica elaborada con azúcar de la cooperativa Manduvirá, de Paraguay, en la que trabajan unos 1500 campesinos-as que viven en zonas defavorecidas. Si prefieres una cerveza, tienes varias opciones de sabores originales e internacionales como la cerveza Mongozo de quinoa, una especie de cereal propio de los Andes de alto valor nutritivo, o de palma, tradicional en Angola. También puedes optar por cervezas exóticas de mango o coco.

- Aperitivos: Puedes acompañar los refrescos con aperitivos tipo snacks, pero elaborados con ingredientes ecológicos. Otra posibilidad son los tradicionales frutos secos como los anacardos cultivados y envasados en Nicaragua por mujeres (en su mayoría cabezas de familia) organizadas en cooperativas.

- Camisetas: En las tiendas podrás encontrar diversos modelos de camisetas de Comercio Justo y de algodón ecológico, con mensajes interesantes o para personalizar (y así puedes poner el lema o imagen que prefieras). Han sido elaboradas en países como India o Bangladesh.

- Bolsas veraniegas: Para ir a la playa o a la piscina, puedes escoger entre distintos modelos de bolsas: hay mochilas y bolsas de algodón ecológico y otras de colores más llamativos realizadas a partir de envases de zumo reciclados. Es una interesante iniciativa que se realiza en Filipinas y que además de generar empleo en condiciones dignas a 170 mujeres, favorece la reutilización de residuos.

- After-sun y crema hidratante: En los meses de verano es especialmente necesario cuidar e hidratar la piel dado que está más expuesta al sol. Para ello, puedes utilizar alguna de las cremas hidratantes o el after-sun de aloe vera, elaborado en una cooperativa de mujeres de Guatemala.

- Hamacas y muebles de jardín: Si tienes un jardín o terraza, puedes preparar tu rincón para descansar y relajarte en las vacaciones con muebles y artículos de Comercio Justo como mesas de jardín o hamacas. Estas últimas son fabricadas por mujeres de Bangladesh de la organización Corr the jute. Las mesas y otros muebles de jardín proceden de madera certificada y controlada, y trabajada bajo criterios de Comercio Justo.

Consulta aquí el catálogo de productos de Comercio Justo de Fundación PROCLADE

Español