Se encuentra usted aquí

ECUADOR: CHAMANGA QUIERE VOLVER A PESCAR

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF

El pasado sábado 7 de mayo, los misioneros claretianos realizaron la tercera incursión a la zona de Chamanga (Esmeraldas), en coordinación con los grupos pastorales de la Parroquia Juan XXII. Un nueva entrega de ayuda humanitaria en la que también siguen dialogando sobre el futuro de las familias afectadas y sus necesidades. Así trascurrió la incursión:

En esta tercera incursión, atendimos a unas 70 familias completando el equipamiento de carpas, kits de ollas para familias y alimentos ricos en proteínas, que es lo que más escasea en estos momentos. Los pobladores, en su mayoría pescadores, ya están pensando en volver a su actividad económica. Pero para ello, necesitan los utensilios de pesca, por lo que en un futuro cercano habrá que atender esa necesidad, ya que es pertinente que se activen económicamente.

Además, tras reunirnos con las Hermanas responsables del lugar y con los funcionarios del Ministerio de Inclusión Social, determinamos que lo mejor para la población que se encuentra en el refugio atendido por las religiosas del Divino Rostro es que sea censada y puesta en las listas oficiales, para que se puedan beneficiar de las futuras ayudas del estado. Esto implica que se deben reubicar en el campamento general que ha organizado Naciones Unidas. También visitamos los refugios Las Papayas y Dios es Amor. Allí, la ausencia de una ayuda sistemática ha hecho que la población se organice y avance de una forma más dinámica. Esto es bueno pues hay más impulso, deseo de salir adelante y menos dependencia. Sin embargo, estos dos refugios deberán seguir la misma lógica de todos: integrarse en las listas oficiales para gozar de beneficios futuros.

En el refugio Dios es Amor celebramos la Eucaristía y la fiesta de las madres, con pastel y regalos. Al final, hicimos una reunión donde se planteó la necesidad de seguir adelante en el proceso organizativo y se dialogó sobre el traslado al campamento general, algo que debe ser decidido por las propias familias. Por su parte, las religiosas ofrecen talleres de manualidades y artesanía, como terapia y también como posibilidad de obtener un ingreso económico.

Con el transcurso de los días vuelve la calma a las zonas afectadas y, con ella, el momento de enfrentar la realidad. La solidaridad del mismo pueblo ecuatoriano va menguando y la intervención del Estado se hace más visible: su orientación es ubicarlos en un mismo albergue. Una directriz del Estado que ha hecho que unas 60 familias inicien su proceso de organización de manera independiente, ya que no ven seguro el albergue organizado por las autoridades.

-------

¡Ecuador sigue necesitando nuestra solidaridad! Fundación PROCLADE canalizará las ayudas que recibamos en nuestra cuenta: ES77 0049-3283-56-2015006031 (Banco Santander). Para el certificado de donantes, enviadnos vuestro nombre y apellidos, DNI y dirección a gestion@fundacionproclade.org.

Consulta aquí todas las noticias sobre la Emergencia Ecuador


 

Español