Se encuentra usted aquí

NEPAL: 60 FAMILIAS VUELVEN A TENER CASA Y ESPERANZA

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF

Todavía el corazón nos tiembla cuando recordamos el terremoto que asoló Nepal hace más de tres años. Sin embargo, ese temblor cesa cuando recordamos los grandes avances que se han conseguido desde entonces por garantizar una vida digna a todas las personas afectadas por el seísmo. Así, recientemente hemos conocido que sesenta familias afectadas de la aldea de Tartung han recibido una casa donde empezar a construir vida y futuro. Unas viviendas que han sido posibles gracias a la colaboración de Fundación PROCLADE y que se encuentran situadas en el distrito de Dwalaka, en el epicentro del terremoto y a casi 3.000 metros sobre el nivel del mal.

Las casas, promovidas por ‘Bangalore cares for Nepal’ son resistentes a terremotos y han sido construidas en conjunto por toda la comunidad. Así, a las familias beneficiadas se les dio una subvención y se les hizo responsables de construir sus propias casas en su propia tierra. Todos contribuyeron con la mano de obra, trabajando juntos en cada casa. Para ello, usaron las piedras de las antiguas casas y madera de los bosques cercanos. Desde el gobierno nepalí explican que de las más de 750.000 casas que fueron destruidas por el temblor, hasta la fecha se han reconstruido 155.000 viviendas. De esta forma, con estas sesenta nuevas casas se sigue avanzando en la reconstrucción de un país entero.

 

Un trabajo de fondo

‘Bangalore cares for Nepal’, iniciado por el Padre George Kannanthamam inmediatamente después del terremoto, reunión a varias organizaciones que contribuyeron a la ayuda de emergencia y a las necesidades básicas de las víctimas del seísmo. De esta manera, lograron distribuir elementos básicos y lonas a más de 2.750 familias en un primer momento.

Asimismo, con la ayuda de unos diez jóvenes voluntarios de diferentes parroquias claretianas en India, se distribuyeron materiales de ayuda a unas 20.000 personas. Pero la asistencia no se quedó ahí: también se construyó un salón comunitario para más de 1.000 estudiantes que habían perdido sus casas de forma que pudieran regresar a la escuela; se les dio uniformes, libros y mochilas…

Además, gracias al apoyo de Fundación PROCLADE se puso en pie una biblioteca y un laboratorio de informática en la escuela secundaria Shree Janakalyan. Y con el fin de ayudar a los estudiantes que habían dejado de estudiar por el terremoto, unos 30 de ellos fueron admitidos en ECHO College for Hotel Management en Bangalore. Muchos de ellos ya han completado su programa de diploma en un año y ya están trabajando en varios hoteles en India, Nepal y otros países de la región.

Sin definir
Multilingual: