Se encuentra usted aquí

LOS EPA (Acuerdos de Asociación Económica) AVANZAN

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF

El Foro Rural Mundial nos ofrece un documento muy interesante sobre los EPA. Os invitamos a leerlos y a tomar partido por medio de la invitación a la acción que se realiza en la página oficial http://www.epa2007.org/es.


INTRODUCCIÓN A LOS EPAs


Se está agotando el tiempo para evitar que la Unión Europea (UE) firme en diciembre del presente año unos devastadores acuerdos de libre comercio con algunos de los países más pobres del mundo, los conocidos como países ACP (África, Caribe y Pacífico). Se trata de los llamados Acuerdos de Asociación Económica (EPAs por sus siglas en inglés).

Los EPAs son nuevos tratados de libre comercio que están siendo negociados actualmente entre Europa y 75 de sus antiguas colonias, y cuya negociación ha de finalizar antes del 31 de diciembre del presente año, según el mandato negociador de la Comisión Europea. Los EPAs forman parte del Acuerdo Cotonou- un acuerdo más amplio entre la UE y los países ACPs que incluye tres aspectos Ayuda, Comercio y Cooperación Política entre los dos grupos de países-.

Desde el FRM creemos necesario incidir para reorientar la posición de los Estados Miembros de la UE puesto que las actuales propuestas de la UE en materia de EPAs expondrán a los agricultores pobres y a los productores vulnerables de 75 países a la competencia directa y desleal con las grandes empresas de los países ricos, lo cual puede conllevar la destrucción de sus medios de vida y al incremento de la inseguridad alimentaria.

En el pasado mes de febrero se dio a conocer los resultados de la revisión de las negociaciones de los EPAs, llevada a cabo por la Comisión Económica para África de la ONU (UNECA), y apoyada por los Ministros de Comercio de la Unión Africana (UA). Concluye que ninguna de las cuatro regiones africanas cuenta con suficiente información o está adecuadamente preparada para finalizar las negociaciones antes de la fecha límite establecida También pone en duda la capacidad de los países en desarrollo para implementar los EPAs así como la falta de transparencia en las negociaciones.

El FRM participa en una Campaña Europea con el objeto de paralizar estas negociaciones en curso. El grupo que conforma la Campaña Europea está presente en 13 países, y está liderado entre otros por EED/Bread for the WORLD, WEED de Alemania, 11.11.11 de Bélgica, Oxfam International, ICCO, NOvib y Both ENDS Holanda y Christian Aid, Traidcraft de Reino Unido. En dicho grupo se trata de incidir en la postura alemana, puesto que sobre ella recae la Presidencia Europea hasta julio de 2007. Información de la Campaña Europea en: www.epa2007.org

- IMPLICACIONES DE LOS ACUERDOS DE ASOCIACIÓN ECONÓMICA

Para las negociaciones los Países ACPs están divididos en 6 grupos de países, 4 africanos, uno del Caribe y otro del Pacífico, grupos que, dígase de paso, en el caso de África no coinciden con las uniones regionales que estos países tenían establecidas.

Los acuerdos de Asociación Económica incluyen a 39 países Menos Adelantados que se beneficiaban del Acuerdo Todo Menos Armas (EBA), y para los que resulta difícil confiar en que la nueva situación suponga un incremento de su cuota de mercado. Además, los beneficios de los acuerdos previos ya se repartían en muy pocos países y productos.
Estos países y el resto de los que conforman los 75 países ACP tendrán que seguir enfrentando fuertes obstáculos para la exportación de productos agrarios como lo son las estrictas normas sanitarias y fitosanitarias. Igualmente en muchos productos deberán enfrentar un sistema arancelario progresivo, que grava con aranceles mayores a los productos procesados, sistema que claramente afecta negativamente al crecimiento de pequeñas industrias que actúen como motores del desarrollo.

Aunque todavía los acuerdos no están cerrados, en términos de liberalización los EPAs provocarán una apertura de los mercados europeos del 100% y del 80% para los ACPs en un plazo de 10 años, dejando la capacidad de los gobiernos de aplicar aranceles en un 20%. Aquí cabe mencionar que las barreras arancelarias son la principal fuente de ingreso fiscal para los gobiernos ACPs y el único instrumento del que disponen la mayoría de gobiernos para proteger su industria incipiente, o sus productos agrarios básicos. No tienen capacidad ni política ni económica para emplear otros instrumentos como pudieran ser los subsidios.

- CAUSAS QUE SOSTIENEN LA CREACIÓN DE LOS ACUERDOS DE ASOCIACIÓN ECONÓMICA

Las negociaciones de la Ronda de Doha se encuentran estancadas
desde mediados del año 2006 por, entre otras causas, la falta de voluntad política de los países desarrollados a otorgar concesiones que les supongan un costo.

En contraposición, la UE parece haberse volcado en negociar acuerdos bilaterales, entre los que se encuentran los Acuerdos de Asociación Económica o EPAs. Estos acuerdos se basan prácticamente en el principio de bilateralidad, enfrentando a las economías más industrializadas con muchos de los países más pobres del mundo.
Desde 1975 las relaciones políticas y económicas entre Europa y los países ACP (África-Caribe y Pacífico) se rigen por las Convenciones de Lomé, que se revisaban cada 5 años. Estas convenciones ofrecían en mayor o menor grado preferencias comerciales no recíprocas. En el año 2000 la última convención de Lomé fue sustituida por el Acuerdo de Asociación de Cotonou, enfocado hacia la reducción de la pobreza, el desarrollo sostenible y la integración de los países ACPs en la economía mundial. En el Acuerdo de Cotonou se extendían las preferencias comerciales definidas en Lomé hasta finales de 2007, fecha en la que Cotonou sería reemplazado por Acuerdos de Asociación Económica compatibles con la OMC.

Las convenciones de Lomé eran incompatibles con las normas de la OMC puesto que este organismo multilateral sólo permite a un país otorgar preferencias comerciales si lo hace a la totalidad de los países en desarrollo, o a los Países Menos Adelantados (PMAs). Sin embargo las Convenciones de Lomé excluían a gran número de países en desarrollo y no abarcaban la totalidad de los PMAs.

Para poder ser compatible con las normas de la OMC se decidió crear tratados de libre comercio, y por ello en el año 2002 comenzaron las negociaciones para crear los Acuerdos de Asociación Económica entre Europa y los países ACPs.

Las normas de la OMC establecen que en los tratados de libre comercio “ambas partes deben liberalizarse en un plazo de tiempo razonable”. En teoría ello supondría que los países ACP deberían dejar acceso libre de aranceles de “esencialmente todas” las exportaciones de la UE para poder “disfrutar” de las preferencias en los mercados europeos. Este es un tema controvertido, puesto que a su vez las normas de la OMC también reconocen explícitamente el derecho de los países en desarrollo a un “Tratamiento Especial y Diferenciado”.

- EL SISTEMA MULTILATERAL DEL COMERCIO Y LOS EPAS

La Unión Europea ha declarado en numerosas ocasiones su creencia en el sistema multilateral, enfatizando el papel de la OMC como Foro adecuado para negociar las relaciones económicas con sus socios comerciales. En definitiva, el sistema multilateral de comercio es el marco que ha definido la UE para su política exterior.

Sin embargo parece ser otra la dirección tomada por la Comisión Europea al negociar los Acuerdos de Asociación Económica, aunque, eso sí, son definidos como “herramientas de comercio y desarrollo”.

Existe una evidente contradicción entre lo que la UE ha propuesto a los países ACPs en la OMC y lo que les están demandando en los EPAs. Así, en la primavera del 2004, la UE ofreció a los países menos adelantados una alianza denominada “Ronda Gratis (Round for Free)”, que consistía en la excepción de estos países de sus compromisos en reducción de tarifas arancelarias para los productos agrarios e industriales, a cambio de apoyar la propuesta global de la UE.

En el marco de los EPAs la UE ha puesto sobre la mesa de negociación temas que los países ACP habían conseguido sacar de las negociaciones de la OMC. Tal es el caso de 3 de los 4 temas de Singapur (inversiones, competencia y transparencia en la contratación pública). Ello significa que los países ACPs tendrán que volver a librar una batalla que ya habían conseguido “ganar” en las negociaciones de Doha, pero esta vez en una posición mucho más débil.

Otra aparente contradicción entre los EPAs y la OMC reside en los grupos de negociación. En el seno de la OMC los países africanos se habían unido formando grupos para defender intereses comunes, como es el caso del G90, y asegurarse de que los intereses de los pequeños y vulnerables países no iban a ser ignorados. Sin embargo resulta complicado mantener esta postura conjunta en el marco de las negociaciones de los EPA dado el elevado nivel de dependencia que tienen en los mercados europeos y en sus fondos de desarrollo.

PORQUÉ EL FRM SE OPONE A LA FIRMA DE LOS EPAs EN SU VERSIÓN ACTUAL

- CAUSAS QUE SOSTIENEN LA NECESIDAD DE PARAR LOS EPAS EN SU VERSIÓN ACTUAL.
A continuación se recogen los 12 puntos principales que sostienen la demanda de paralización de dichos Acuerdos:

1. Los EPAs enfrentan prácticamente en un libre comercio a algunas de las economías más desarrolladas con los países más pobres del mundo que forman las antiguas colonias europeas. Multitud de factores como la escasez de infraestructuras, el retraso en las diversas formas de producción o la imposibilidad de cumplir con requisitos de calidad establecidos por la UE, evidencian que la capacidad de competencia es muy desigual. El impacto sobre el sector de producción agrícola podría ser muy importante con el consecuente riesgo de disminución de la seguridad alimentaria.

2. Los países ACP se juegan el 41% de sus exportaciones, sin embargo las exportaciones europeas al continente africano son insignificantes en el cómputo general.

3. Los países ACPs menos adelantados no verán incrementado su mercado en Europa, puesto que ya se benefician del Acuerdo Todo Menos Armas (EBA). Para los 36 países restantes resulta bastante incierto que se vayan a beneficiar de un mayor acceso al mercado europeo del que disponían con los Acuerdos de Lomé, dado además las normas sanitarias y fitosanitarias que han de enfrentar.

4. La industria de transformación incipiente en los países ACP y futura, se quedará sin las barreras aduaneras, herramienta que ha sido empleada en todos los países desarrollados para incentivar el crecimiento de las industrias y el incremento del valor añadido. Por lo tanto los EPAs podrían encerrar a los ACPs en la producción de productos básicos sin ninguna transformación.

5. Los EPAs debilitarán las posibilidades de integración regional de países ACPs, elemento clave de las estrategias de desarrollo de los ACPs según dictamina el acuerdo de Cotonou.

6. Para la negociación de los EPAs los países ACP han sido divididos en 6 pequeños grupos de negociación, 4 africanos, uno del Caribe y otro del Pacífico, grupos que no coinciden con los conformados en las incipientes integraciones regionales dadas en el continente africano y que, sobre todo, impiden una postura fuerte y conjunta de los ACPs. Ello pone de relieve un desequilibrio en el poder negociador.

7.- Las barreras arancelarias suponen un porcentaje muy elevado de los ingresos fiscales de los países ACP (hasta el 70%). Si las barreras disminuyen, y consecuentemente los ingresos, los presupuestos de aspectos tan vitales como la sanidad o educación podrían verse gravemente afectados.

9- Los gobiernos de los países ACPs perderán capacidad política para el apoyo nacional al desarrollo económico y social.

10.- Los EPAs propuestos incluyen 3 de los cuatro temas llamados de Singapur en el marco de la OMC, y que fueron excluidos de este órgano multilateral ante la negativa de los países en desarrollo a negociar estos temas. Se trata de políticas de competencia, inversiones y contratación pública.

11.- El Acuerdo Cotonou establece que se revisarán alternativas a los EPAs, hecho que parece no haber sido contemplado. El Acuerdo Cotonou, explicita que para el caso de aquellos países que no sean PMAs y que no se vean en condiciones de negociar acuerdos de asociación económica se estudiarán otro tipo de acuerdos que sean compatibles con las normas de la OMC. En teoría los países PMAs bajo el acuerdo Cotonou, podrían seguir con el Acuerdo Todo Menos Armas.

12.- Por último, desde diversas ONGs y sociedad civil se ha venido haciendo un llamamiento de la fragante y llamativa falta de información y transparencia en el proceso negociador, al tiempo que se ha denunciado la escasa capacidad de análisis de algunos países ACP afectados. Se precisa un debate abierto a las reflexiones de ONGDs y expertos africanos.

- DEMANDAS DEL FRM RESPECTO A LOS EPAS:

Por todo lo anterior el FRM consideran que la Comisión Europea y los Estados Miembros de la UE han de:

  Escuchar las preocupaciones y propuestas de los gobiernos y la sociedad civil de África, Caribe y Pacífico (ACP)

  Abandonar sus presiones para que se firmen estos acuerdos en un plazo de tiempo tan corto (fin del año 2007) y extender el plazo de negociación hasta que los países ACPs puedan estudiar los efectos de dichos acuerdos y los posibles escenarios alternativos.

  Asegurarse de que no se presiona a los países ACP para que negocien cuestiones que ya han rechazado en la Organización Mundial del Comercio (OMC) o no quieren negociar en los Acuerdos de Asociación Económica.

  Asegurarse de que los acuerdos comerciales UE-ACPs promueven la integración regional de estos últimos, no al contrario, y respetan las prioridades políticas y económicas seleccionadas por los países ACPs.

  Garantizar la búsqueda activa de alternativas a esos acuerdos comerciales para que los países pobres puedan seguir desarrollándose y teniendo sus propias políticas comerciales.

  Cerciorarse de que ningún nuevo acuerdo comercial obligue a los países pobres a abrir sus mercados a la competencia desleal sino que se asegure un acceso equivalente a los mercados para ambos bloques negociadores.

El FRM cree firmemente en la necesidad de abrir un debate más amplio sobre los EPAs. Considera que la política comercial europea puede y debe fomentar la reducción de la pobreza y el desarrollo sostenible en algunos de los países más pobres del mundo. Desgraciadamente las actuales propuestas de la UE en materia de EPAs no contribuirán a la reducción de la pobreza.


Invitación a la acción que se realiza en la página oficial http://www.epa2007.org/es.


Español