Se encuentra usted aquí

LOS ODS BUSCAN CONCRETAR LOS PRINCIPIOS DE LOS DERECHOS HUMANOS

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF

Pincha aquí si quieres leer el resto de noticias sobre este evento

 

La mañana cambió el orden respecto a las del resto de los días aunque los Objetivos de Desarrollo Sostenible siguieron siendo los indiscutibles protagonistas en la Reunión de Alto Nivel que estos días tiene lugar en Naciones Unidas. Tratamos el Objetivo 15: Gestionar sosteniblemente los bosques, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y detener la pérdida de biodiversidad. El 30% de la superficie terrestre está cubierta por bosques y estos, además de proporcionar seguridad alimentaria y refugio, son fundamentales para combatir el cambio climático, pues protegen la diversidad biológica y las viviendas de la población indígena. Cada año desaparecen 13 millones de hectáreas de bosque y la degradación persistente de las zonas áridas ha provocado la desertificación de 3600 millones de hectáreas. La deforestación y la desertificación, provocadas por las actividades humanas y el cambio climático, suponen grandes retos para el desarrollo sostenible y han afectado la vida y los medios de vida de millones de personas en la lucha contra la pobreza. (Documento de los ODS2030)

El decrecimiento de la masa forestal se ha detenido, pero crecien los bosque de Occidente y decreciendo los bosque de la Amazonía. La pérdida de biodiversidad sigue incrementándose excepto, también, en Occidente. Estamos por encima del límite soportable en la emisión de gases invernadero a pesar de que se ha aminorado la emisión de los mismos, con lo que el cambio climático continúa adelante. El grado de crecimiento de la contaminación de las aguas fluviales se ha reducido, pero sigue creciendo. Todos estos problemas están incidiendo especialmente en la vida de los grupos indígenas y en el aumento de las migraciones. Necesitamos incrementar la colaboración regional y global para el intercambio de buenas prácticas, tecnología y recursos financieros: somos una sola humanidad en un solo planeta. Hay que detectar los problemas, las soluciones tecnológicas válidas para cada zona, elaborar el plan estratégico y buscar la financiación correspondiente; la implementación de los planes siempre ha de estar supervisada con el fin de que no haya corrupción.

La tarde tuvo un excelente y sugerente título: ¨No dejar a nadie atrás: lo estamos consiguiendo?

No nos engañemos, la finalidad fundamental de los ODS2030 no es más que concretar los principios contenidos en los Derechos Humanos; éstos están en la base de todo el movimiento generado por los ODS que no son criterios utilitarios para cambiar el mundo sino para cuidar más a cada hombre y de cada pueblo. Pretendemos no dejar a nadie atrás pero ¿no es cierto que hay personas y grupos humanos a los que no sólo dejamos atrás sino que les empujamos para que estén ahí?

Los 17 ODS2030 forman parte de un sistema, de un conjunto de elementos interrelacionados que se influyen y complementan unos a otros; así ha aparecido en muchas de las intervenciones de estos días. No se comprende cómo, por razón de llevar la electricidad a determinadas poblaciones, podamos destruir el ecosistema donde viven pueblos indígenas. No podemos utilizar cada ODS2030 separadamente como justificación para realizar determinados negocios lucrativos. Los ODS son un sistema que hemos de relacionar con los Derechos Humanos; si no lo hacemos así, o nos estamos equivocando o los estamos utilizando de una manera egoísta olvidando las personas y los pueblos. del Planeta Tierra.

 

Sin definir